CSIF alerta de que el Consell no pide test psicotécnico para la bolsa autonómica de Policía Local y avisa de más precariedad

-El sindicato advierte del riesgo para estos trabajadores por efectuar servicios de vigilancia y pide más plazas de funcionarios

Valencia, 27 de julio de 2020

El sindicato CSIF alerta de que la creación urgente de una bolsa autonómica de personal interino como agente de Policía Local valora méritos y experiencia pero no incluye la superación de un test psicotécnico, a pesar de que este requisito se exige en todas las oposiciones. La central sindical lamenta que la nueva modificación legislativa ahonda en la precariedad en la Policía Local, y reclama más plazas de funcionario y la supresión de la figura del agente interino.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que el Decreto Ley 10/2020 de julio, publicado el pasado día 25 en el DOGV y que modifica nuevamente la Ley de Coordinación de Policías Locales de la Comunidad Valenciana, supone, en la práctica, “más gasto económico para los ayuntamientos, mayor inseguridad para el personal interino y más peligro para la propia sociedad”.

CSIF explica que la regulación para la creación urgente de la bolsa autonómica de funcionarios interinos en la categoría de agentes de Policía Local no incluye la obligación de superar un test psicotécnico de personalidad y actitud, un requisito básico en las oposiciones a este cuerpo. También alude a un sistema de valoración de méritos y experiencia que no especifica.

El sindicato recalca que el Consell, lejos de reducir la precariedad en la Policía Local, la ha incrementado, ya que si Les Corts reconocían la existencia de unos 1.200 agentes interinos el pasado mes de febrero, desde que permitieron a los ayuntamientos nombrar a más funcionarios interinos han solicitado 500 plazas nuevas, por lo que se habría incrementado la cifra en un 40% en apenas medio año y, por tanto, la precariedad.

La central sindical subraya la situación de estos trabajadores, ya que en la mayoría de municipios efectúan tareas de vigilancia y seguridad a pesar de que, por su carácter interino, no forman parte de sus competencias. Esta circunstancia pone en riesgo su propia seguridad, ya que, precisamente por ser interinos, no pueden portar armas, y la de los habitantes del municipio donde realizan esa labor.

CSIF añade que, a estas circunstancias de falta de test psicotécnico, incremento del número de interinos o riesgo en su labor, se suma el coste que supone el continuo nombramiento de un mismo interino en varios ayuntamientos en semanas sucesivas, debido a las diferencias salariales existentes que provocan que la persona afectada busque otras oportunidades. Esto implica, en la práctica, que diferentes consistorios se gasten un dinero en uniformidad para un agente que apenas está unos días o semanas, pero al que en cada destino le compran un uniforme.

La central sindical lamenta que el Consell esté alargando y precarizando la figura del funcionario interino en la Policía Local. CSIF considera que la mejor solución consistiría en sacar las plazas necesarias a oposición para que concurran a ellas quienes cumplan los requisitos y poder ejercer como funcionarios de carrera. Esto último supondría una mayor garantía para la seguridad de la ciudadanía, reduciría la provisionalidad y, a la vez, implicaría una disminución de coste en cuestiones como uniformidad y un incremento e aportación a la Seguridad Social, ya que los funcionarios de carrera lo hacen en mayor medida que los interinos por la aplicación de retenciones.