CSIF advierte del riesgo de colapso en el SEPE por la acumulación de expedientes y el retraso en la tramitación

-El sindicato avisa que la cita previa ya tarda unos 25 días y reclama un plan de choque urgente

Valencia, 14 de julio de 2020

El sindicato CSIF advierte del riesgo de colapso de las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) debido a la acumulación de expedientes. La central sindical explica que a los trámites ordinarios se añaden los propios de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) más los vinculados con el incremento del paro en los últimos meses. Los realiza una plantilla que ha perdido 55 efectivos en la provincia de Valencia. CSIF reclama un urgente plan de choque.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) señala que si antes de la pandemia la cita previa se daba habitualmente de un día para otro o, como mucho, en la misma semana de solicitarla, en la actualidad tarda unos 25 días. Ese retraso se extiende a la tramitación de los expedientes, debido al volumen existente. El sindicato avisa que esto supone, a la vez, un retraso en el pago de las prestaciones, que podría llegar a alargarse hasta tres meses de seguir esta dinámica.

CSIF recalca que con la pandemia y los ERTEs, la carga de trabajo se ha multiplicado por cinco. A esa situación se suma el incremento del desempleo, lo que redunda en un aumento de expedientes a tramitar para que las personas afectadas reciban las prestaciones que les corresponden. Además, se une los fallos en la plataforma informática contratada para la tramitación de ERTEs que dilata la elaboración de los expedientes.

La central sindical recalca que esa sobrecarga de trabajo se produce en un contexto en el que la plantilla de funcionarios del SEPE en la provincia de Valencia ha disminuido alrededor de un 12%. En concreto, ha pasado de 430 empleados públicos en sus oficinas en 2015 a 375 en este año 2020.  

El sindicato advierte del colapso que puede producirse en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal debido a la sobrecarga para los trabajadores, que repercute en la calidad de la atención y dilata las citas previas y, por tanto, la aprobación de las prestaciones. En estas circunstancias la central sindical reclama un plan de choque urgente, que recoja medidas como la realización de horas extras voluntarias e incentivadas adecuadamente para poder agilizar las tramitaciones.