Cs propone medidas fiscales y ayudas para paliar los efectos del coronavirus en el pequeño comercio y autónomos valencianos

• Ruth Merino insiste en “reducir la burocracia para solicitar ayudas y ganar tiempo” y “escuchar las peticiones de los sectores más afectados”

Valencia, viernes 13 de marzo de 2020. Ciudadanos (Cs) en Les Corts Valencianes ha propuesto ayudas urgentes y nuevas medidas fiscales para paliar los efectos del coronavirus en el pequeño comercio y autónomos valencianos. A través de una Proposición No de Ley (PNL), la portavoz adjunta de Cs Ruth Merino ha señalado que “la economía valenciana necesita contar con herramientas que den seguridad para poder frenar la caída de ventas o ingresos a corto plazo”.

Entre otras, ha planteado la creación de líneas urgentes a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) “con condiciones ventajosas como interés cero, que serían utilizadas para poder hacer frente al pago de impuestos, cotizaciones, nóminas y abonos a proveedores”. Además, ha propuesto un plan de choque “para evitar despidos y destrucción de empleo”, así como “destinar fondos de LABORA para la contratación de personal social y sanitario, con el objetivo de que la sanidad valenciana pueda dar respuesta a la situación actual”.

Ante el previsible hundimiento del consumo interno, es imprescindible adoptar nuevas medidas fiscales para incentivarlo, una vez pase la situación actual causada por el coronavirus”, ha manifestado Merino tras explicar que “la rebaja de impuestos tiene que ir encaminada a propiciar el impulso de la industria en la Comunitat Valenciana”.

“Ahora mismo, lo más importante para los empresarios son los tiempos, por ello pedimos que se pongan facilidades y se reduzca la burocracia para solicitar subvenciones, y, sobre todo, que se escuchen las peticiones de los afectados”, ha manifestado la diputada.

Por último, y al respecto de los sectores afectados directamente por la suspensión de las Fallas y la Magdalena, Merino ha propuesto “líneas especiales de financiación para cubrir gastos de desmontaje y transporte de monumentos y posibles penalizaciones por no poder cumplir contratos” y ha instado al Consell a “coordinar con los Ayuntamientos medidas de carácter municipal como la devolución de tasas por el desarrollo de actividades comerciales relacionadas con estas fiestas locales o flexibilizar pagos de tributos de estos comercios”.