Confecomerç CV denuncia que la partida de comercio de los presupuestos 2021 es absolutamente insuficiente para poder hacer frente a la recuperación del sector

0
3
  • El comercio es el único sector que no ha incrementado su presupuesto de 2021

Valencia, 14 de noviembre de 2020

La Confederació d´Empresaris del Comerç, Servicis i Autònoms de la Comunitat Valenciana, CONFECOMERÇ CV denuncia que, en los presupuestos de 2021, calificados como los más altos de la historia de la Generalitat para afrontar la mayor crisis, no hay apoyo del gobierno autonómico al tejido comercial de la Comunitat Valenciana, siendo uno de los sectores más perjudicados, clave para la reconstrucción económica. La Generalitat ha presupuestado unas cuentas, calificadas como las más “expansivas”, que alcanzan un montante total de 25.627 millones, un 11,3% más que el año pasado. 

Así, los cuatro sectores estratégicos de nuestra economía registran para los presupuestos del año que viene las siguientes partidas: política Industrial contará con 194 millones (aumenta un 12,9%), Agricultura 467 (sube un 12,5%), Turismo 106,2 millones (incrementa 21,4%) y Comercio 40 millones, de los cuales 20 se destinan a las instituciones feriales de Valencia y Alicante (permanece prácticamente igual, sube un 0,8%).

Los presupuestos ponen en evidencia un incremento sin precedentes de todas las áreas para sentar las bases de la recuperación, excepto en la partida del comercio, a pesar de la extrema situación que vive el sector, siendo uno de los más afectados por los efectos provocados tras la irrupción del coronavirus

La patronal autonómica del pequeño comercio, Confecomerç CV señala que urge un plan de reactivación para el pequeño comercio, con el fin de poder salvaguardar a un sector, castigado por la pandemia, que actualmente sigue afectado, con restricciones de aforos como las anunciadas recientemente del 50%, limitando así su capacidad empresarial y el ejercicio de su actividad comercial. 

Este plan de reactivación debería contemplar entre otras medidas, exoneración de impuestos, ayudas para los alquileres y acciones para la reactivación del consumo como los bonos comercio. Todo para poder así hacer frente a la grave situación que sufre en sector, en la que si no se actúa pronto estaremos ante una sangría de cierres que se traducirá en una pérdida irreparable de músculo comercial para toda la Comunitat Valenciana. 

La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo según los presupuestos para 2021 dispone de 562,4 millones de euros, y pese a este incremento cifrado en un 26,1% respecto al de 2020, el sector del comercio minorista cuenta con los mismos recursos que el pasado año, siendo totalmente insuficiente la dotación asignada para poder llevar a cabo el camino hacia la recuperación y auxiliar a pymes, micropymes y autónomos del comercio. 

En esta situación de asfixia económica, la Confederación ya trasladó a la Conselleria la grave situación del sector, y la necesidad de tomar cartas en el asunto, potenciando actuaciones, como el lanzamiento de unos bonos que promuevan el consumo en el comercio de proximidad, iniciativa que en otras comunidades y municipios está dando buenos resultados y supone un balón de oxígeno para el comercio de la Comunitat Valenciana. 

El presupuesto para estos bonos debería cubrir la demanda de todo el pequeño comercio desde el norte hasta el sur la Comunidad Valenciana. Para hacer una estimación, baste decir que en municipios que sí han apostado por el comercio, para un numero de 35.000 habitantes han destinado 500.000 €.  Esa misma correlación para el conjunto de la Comunitat, la dotación de bonos de apoyo al comercio debería de ser de 57.000.000 €.

Confecomerç CV considera vital el incremento del presupuesto público destinado al Comercio para afrontar la actual crisis ante un escenario extremadamente complicado, de incertidumbre, en el que está en juego la supervivencia de pymes, micropymes y autónomos del comercio base de la economía de la Comunitat. 

El presidente de Confecomerç CV, Rafael Torres ha señalado que “la partida destinada a Comercio es la única que ha permanecido inamovible, a diferencia de otros sectores. Necesitamos que el gobierno autonómico atienda al sector, y apoye presupuestos que respondan a la crítica realidad empresarial que estamos viviendo en la Comunidad Valenciana. Las pymes de comercio, guste o no, son un activo de nuestra economía para allanar el camino hacia la recuperación, y en la Comunitat son más de 61.600 en comercio, que generan 210.983 puestos de trabajo directos, inyectando al sistema 4.410.388.632 euros en sueldos y salarios y 1.181.544.828 euros en inversión en activos materiales, de las que dependen a su vez otros sectores económicos, y que son el grueso de nuestro del tejido empresarial”.