HOSBEC asegura que las pruebas PCR a pasajeros de países de riesgo responden a la situación sanitaria pero no es una medida que contribuya de forma positiva al turismo

-Hay que trabajar en la puesta en marcha de estándares armonizados europeos para reactivar esta actividad.

Valencia, 12 de noviembre de 2020

Esta mañana se ha publicado en el BOE los detalles de anuncio realizado ayer por el Gobierno de España relativo a la exigencia, a partir del día 23 de noviembre, de pruebas PCR negativas en Covid19 para todos los pasajeros procedentes de países y zonas de riesgo establecidas entre las que se encuentran nuestros principales mercados emisores europeos.

Si bien estas nuevas exigencias responden a la situación sanitaria grave que estamos atravesando en lo que seguramente es el pico máximo de la segunda ola de la pandemia que afecta a España y a todos los países de nuestro entorno, lo cierto es que no es una medida que contribuya de forma positiva en el turismo, y en especial en el de Valencia y el resto de la Comunidad Valenciana.

Es cierto que en estos momentos su incidencia va a ser muy limitada, pues el número de pasajeros en el aeropuerto de Alicante está en mínimos históricos y prácticamente sin turistas, pero es una medida que se ha tomado de forma unilateral por el Gobierno de España sin que forme parte de una política común de la Unión Europea o de acuerdos bilaterales con los países emisores como es el Reino Unido. De nada nos sirve imponer una PCR si no nos levantan las cuarentenas que nos tienen impuestas otros países. No sólo no estamos trabajando en lo que se llaman corredores turísticos, sino que los estamos entorpeciendo y dificultando 

A veces un ejemplo es de lo más aclarador: una familia de 4 personas del Reino Unido que desee viajar las próximas navidades a un hotel de Valencia debería gastar  una media de 480 libras adicionales en pruebas diagnósticas y además, continuar con una cuarentena de 14 días a su regreso a casa. Con este escenario no hay turismo que se pueda reactivar. 

Por ese motivo desde HOSBEC VALENCIA seguimos reivindicando la puesta en marcha de estándares armonizados europeos y con países relevantes en materia turística (Reino Unido, Suiza,  Rusia o Estados Unidos, pro ejemplo) de forma que se establezcan medidas claras, comunes y de aplicación en todo este ámbito de relación turística y comercial. Estos estándares pasarían, sin duda, por una clasificación de países o zonas en función del número de casos (como ya se ha hecho en la Recomendación del Consejo Europeo 2020/1475), y que las medidas a aplicar a los turistas sean asumibles, se puedan incorporar con facilidad y agilidad en los desplazamientos por motivos turísticos y que los países participantes en estos estándares armonizados descarten las cuarentenas como única medida.
Y cuando nos referimos a medidas asumibles y fáciles, nos referimos claramente a pruebas diagnósticas rápidas, con coste moderado y que puedan ser aceptadas favorablemente por los consumidores, lo menos invasivas y molestas posibles y que tengan índices de fiabilidad sanitaria adecuados. 

En nuestra opinión este debe ser el objetivo del Gobierno de España en materia turística internacional en el medio plazo: poder tener este marco negociado e implantado para principios del año 2021.
La Comunidad Valenciana trabaja para tener buenos datos sanitarios que nos permitan operar sin restricciones a partir de 2021 o establecer los corredores y medidas de seguridad planificados en caso de que fueran necesarios. 

Corredores nacionales.

Dentro del diseño de flujos turísticos que el Gobierno de España debe estar llevando a cabo, no se pueden olvidar de la necesaria reactivación de corredores a nivel nacional. Ahora mismo nos encontramos con que un ciudadano alemán puede venir a Valencia (con una PCR a partir del día 23) pero uno de Albacete no puede entrar en la Comunidad Valenciana por el cierre perimetral. De nuevo estamos ante una medida sanitaria que responde a esta situación de contagios, pero la reactivación del turismo nacional (que ha sido de lo poco que ha salvado los muebles durante el verano) debe estar también en la agenda de prioridades de todos los responsables públicos. 
Para reactivar este turismo con seguridad sanitaria también habrá que planificar un sistema de pruebas diagnósticas fáciles, sencillas y asequibles que puedan garantizar que estamos ante una actividad solvente.

Hosbec participa y participará activamente en cualquier grupo de trabajo o de debate que se cree con este objetivo, poniendo todo nuestro conocimiento y estrategia al servicio de la ansiada recuperación de actividad turística.