Catalá: “Ribó presenta un presupuesto para 2021 de cierre de persianas, no prioriza el apoyo a autónomos y pymes, las ayudas son insuficientes y se mantiene el sablazo fiscal”

  • El PP apuesta por un paquete de ayudas al sector económico de 60 millones de euros, mientras el Gobierno de Ribó y PSOE solo aumenta en 7 millones las ayudas y no prevé rebajar impuestos
  • Los populares también critican que la educación de 0-3 años no sea gratuita para las familias el año que viene, sólo aumentan la partida en 300.000 euros para llegar a 4 millones cuando se precisan 35 millones de euros para que sea universal
  • Ribó mantiene en el presupuesto las ayudas nominativas a los grupos vinculados con el catalanismo en la ciudad de Valencia

Valencia, 11 de noviembre de 2020

El presupuesto que presenta  Ribó y PSOE para 2021, “es el presupuesto de cierre de persianas del comercio y hostelería y ocio, no prioriza el apoyo  a autónomos y pymes, las ayudas son insuficientes y se mantiene el sablazo fiscal de Ribó con las subidas realizadas los años 2016 y 2020”, ha explicado la portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá.

“No se recoge ninguna de las propuestas del Grupo Municipal Popular, especialmente dos de ellas necesarias para la recuperación económica de la ciudad y frenar el paro: la rebaja de impuestos y el aumento de las ayudas al sector económico para que lleguen a todos los afectados por la crisis”, señaló Catalá.

Las ayudas son insuficientes para ayudar a abrir persianas en la ciudad, y con esta falta de recursos se cronificada y la destrucción de empleo en la ciudad con una tasa del 18%, dos puntos por encima de la media en España. “Un ejemplo de esta falta de apoyo a autónomos, pymes y comercios es que las ayudas al comercio se presupuestan 1,9 millones de euros para 2021, cuando el año pasado se destinaron más de dos millones de euros, es decir 100.000 euros menos para 2021”, ha destacado desde el PP.  

El PP sigue reclamando la reversión del sablazo fiscal de Ribó que subió los impuestos tanto en 2016 como en 2020, un aumento de las ayudas para autónomos, pymes, comercios, hosteleros y ocio hasta llegar a los 60 millones de euros para el año 2021, el retraso del pago de impuestos hasta finales de año 2021 y la intervención municipal en la gestión de la EMT. Este año se han quedado sin ayudas el 92% de autónomos y pymes se han quedado sin ellas  aun cumpliendo las condiciones y arrastrar importantes pérdidas.

El presupuesto de Ribó y PSOE para 2021 mantiene las ayudas nominativas a los grupos del entorno catalanista,  como son Escola Valenciana, que recibirá 25.000 euros y El Micalet, a quien se destinan con otros 25.000 euros.

“El presupuesto de 2021 mantiene la presión fiscal y no revierte la subida de impuestos y tasas de 2020 que ha supuesto para los vecinos pagar 30 millones más al Ayuntamiento, especialmente para autónomos, hosteleros y comerciantes que han visto subir el IBI de hasta un 13% respecto a 2019 así como las subida de la tarifa del agua de un 103%”, haexplicado Catalá.

Los populares advierten que el Gobierno de Ribó y PSOE “dispara el gasto y la deuda en el presupuesto de 2021 pero no para que llegue a los ciudadanos que sufren la crisis al seguir en ERTEs y con muchos negocios en pérdidas. Se sigue manteniendo el sablazo fiscal y no se aumentan las ayudas para el sector productivo que sufre la crisis”.

Los populares también advierten que “la educación de 0-3 años tampoco será gratuita para las familias de Valencia el año que viene. El presupuesto der Ribó sólo aumenta la partida en 300.000 euros para llegar a 4 millones cuando se precisan 35 millones de euros para poder ser gratuita y universal para todos los niños de 0-3 años de la ciudad”.

Catalá ha destacado que los Presupuestos que se han presentado hoy “no priorizan el apoyo a los autónomos y las pymes, las ayudas son insuficientes y se mantiene el sablazo fiscal de Ribó de este año 2020. Hay que tener la cara muy dura para decir que se congelan los impuestos cuando lo que se hace es consolidar una subida del 105% del recibo del agua, una subida de entre un 3 y 13% en el IBI,  una subida al coeficiente máximo del IAE,  y una subida en el impuesto de tracción mecánica y en todas las tasas”

“Desde luego no es momento de subir impuestos” ha valorado, para añadir a continuación que “el Ayuntamiento se equivoca manteniendo esta subida; se equivoca no actualizando las ayudas a los autónomos y las pymes; y se equivoca si no reivindica los 50 millones de euros que tienen que llegar al Ayuntamiento de Valencia del fondo de 3.000 millones al que se comprometió Pedro Sánchez para hacer llegar a los municipios españoles”.

Para Catalá,  Valencia no tiene un alcalde reivindicativo “y, además, no tenemos un acalde que tenga una buena comprensión lectora, porque lo que el Partido Popular pidió ayer fue 60 millones de euros entre la bajada de impuestos y las ayudas a autónomos y pymes”.

“Le recomiendo al señor Ribó mejor comprensión lectora y una apuesta clara por ayudar a las empresas, a las pymes y a los autónomos de Valencia, porque el cierre de persianas que estamos viviendo en nuestra ciudad es dramática”, ha concluido.