Catalá respalda las medidas de Ribó pero le pide revocar la subida de impuestos a la vez que incrementar las ayudas para comercios, empresas e incluir a los autónomos

  • El Ayuntamiento de Valencia destina 420.700 euros en ayudas a comercios y tenemos 34.573 comercios en la ciudad de Valencia. Si todos solicitan las ayudas cada comercio recibirá solo 12 euros
  • El PP presentará al pleno de la semana próxima un paquete de medidas para paliar los efectos de la crisis sanitaria y que se puedan mantener los empleos
  • También se incluirá una reclamación al Gobierno de España “autorizar al Ayuntamiento de Valencia a destinar el importe de superávit, obtenido tras la liquidación del presupuesto municipal de 2019, a mitigar los efectos económicos negativos provocados por la crisis”

Valencia, 18-03-2020.- La portavoz del PP, María José Catalá, ha anunciado hoy que el Gobierno de Ribó contará con el apoyo de los 8 concejales del Grupo Popular en el pleno que se celebre la semana próxima para aprobar medidas económicas y sociales para luchar contra la crisis sanitaria. Los populares llevarán también a pleno una propuesta con un paquete de medidas para que puedan incluirse de apoyo a comercios, autónomos y  empresas, todas ellas vinculadas a evitar el cierre de la actividad y que no se despida a trabajadores.

La primera medida que plantean al Gobierno de Ribó desde el Grupo Popular es revocar la subida de impuestos y tasas municipales prevista para 2020 ante esta situación de crisis sanitaria y económica esto debe ser lo primero. La portavoz del PP, María José Catalá, reclama al alcalde que “se revoque de inmediato esta subida, porque creemos con esta situación que no es momento de estas subidas de tasas e impuestos así como de la tarifa del agua”, al tiempo que ha pedido “duplicar como mínimo las ayudas destinadas a pequeñas y medianas empresas así como a comercios”.

“En el caso de las ayudas a comercios se destina una partida de 420.700 euros con ayudas hasta 3.000 euros. Con ellas si se destinan 3.000 euros por comercio sólo llegaremos a 148 comercios cuando en la ciudad hay cerca de 35.000 comercios y si se acogen todos apenas cada uno recibirá solo 12 euros por comercio de ayuda. Por ello, desde el PP se va a pedir una mayor dotación presupuestaria y vincular todas las ayudas al mantenimiento del empleo”, explicó la portavoz Popular.

El gobierno municipal ha anunciado un paquete de medidas para ayudar a las pymes. Se prevé una ayuda extraordinaria de 3.400.000 euros para las pymes que mantengan hasta su actividad al menos hasta 12 meses más desde el comienzo de la crisis sanitaria, y al menos el 50% de sus plantillas. Se prevé una inyección de liquidez de hasta 7.000 €, según el volumen de actividad de cada empresa. Los populares proponemos doblar como mínimo la partida e incluir en ellas los autónomos.

Los populares también “reclamamos a Ribó que no se olvide de los autónomos y los incluya también en el paquete de medidas que apruebe  el próximo pleno para pymes. Son estos autónomos los grandes olvidados de la administración del Estado y por ello el Ayuntamiento tiene que poner en marcha actuaciones como bonificaciones en el IBI o reducciones en los coeficientes de la tasa de vehículos para los autónomos afectados por la crisis. Estas ayudas deben llegar desde taxistas hasta transportistas autónomos”.

Un aplazamiento de impuestos para todos

Los populares siguen insistiendo en el aplazamiento del cobro de impuestos hasta el mes de julio para todos y no sólo para quienes no tienen domiciliado el pago. De hecho, con el plan previsto ayer por el gobierno de Ribó los que tienen los pagos de impuestos domiciliados, que son más del 60% de los ciudadanos, sólo se les retrasará un mes el pago mientras al resto podrán hacerlo hasta finales de julio.

También se incluirá una reclamación al Gobierno de España “autorizar al Ayuntamiento de Valencia a destinar el importe de superávit, obtenido  tras la liquidación del presupuesto municipal de 2019, a mitigar no solo medidas sociales sino también a mitigar los efectos económicos negativos provocados por la crisis”. El Ayuntamiento cerró el año 2020 con un superávit de cerca de 60 millones de euros, que podría destinarse a las medidas de apoyo a la economía de la ciudad.