Catalá propone bajar los impuestos y que se aplace su pago hasta el final del estado de alarma

  • Destaca que “Ribó y el PSPV se niegan a revertir la subida de impuestos y eso es una barrera para que apoyemos los presupuestos de 2021”
  • La portavoz del PP marca unas líneas rojas iniciales para negociar el Presupuesto que pasan por revertir la subida de impuestos y por que se incorporen medidas sociales para ayudar a los colectivos mas vulnerables frente a la pandemia de Covid.
  • Señala que “es posible aprobar un Presupuesto racional sin necesidad de pedir un préstamo de 50 millones porque al final no son capaces de ejecutar el 26% de las inversiones
  • La subida de impuestos aplicada este año 2020 ha supuesto un incremento de la recaudación del Ayuntamiento de 30 millones de euros. Una cantidad “que en 2021 Ribó y el PSOE pretendan que salga de nuevo del bolsillo de los valencianos durante la peor crisis económica que ha vivido la ciudad”.
  • El Grupo Popular también propone para apoyar el Presupuesto que se incluye el aplazamiento del cobro de impuestos municipales hasta que finalice el estado de alarma y una reducción de los altos cargos, que con el gobierno de Ribó se ha duplicado.
  • El gobierno municipal se niega a que el Grupo Popular se incorpore al Centro de Coordinación Operativa Municipal (CECOPAL) durante el estado de alarma, y María José Catalá fuerza que se hagan reuniones semanales de la Junta de Portavoces para dar cuenta de las medidas adoptadas ante la evolución de la pandemia en la ciudad.

Valencia, 27 de octubre de 2020

La portavoz del PP, María José Catalá, ha manifestado esta mañana, tras la reunión que ha mantenido con el concejal de Hacienda, que el PP ha fijado unas premisas iniciales para aprobar el Presupuesto del Ayuntamiento para 2020 “que consideramos esenciales para aumentar la protección social a las personas más vulnerables ante la pandemia de la Covid-1 e incentivar la actividad económica y la creación de empleo”

La portavoz popular ha destacado que en el contexto actual que vivimos de grave crisis sanitaria y económica, con más de 65.000 valencianos en el paro, “resulta necesario que en los Presupuestos de 2020 se contemple una bajada de los impuestos y tasas municipales”.

Sin embargo, ha lamentado Catalá, “desde el gobierno municipal nos han anunciado que no habrá nuevas Ordenanzas Fiscales para 2021, lo que implica que se mantendrá la subida que se está aplicando este año, que conlleva un incremento general de todos los impuestos y tasas del Ayuntamiento, con subidas del 3% del IBI residencial y de hasta el 13% en el comercial, con incremento de hasta el 105% en la tasa de alcantarillado, con una subida de entre el 3 y 6% en la tasa de vehículos y con el coeficiente más alto posible en el IAE” 

El gobierno de Ribó y el PSOE ha recaudado, hasta el momento en lo que va de año 2020, 68,5 millones de euros a la actividad económica a través del IBI (54.284.635€) y el IAE (14.301.244 €) De la recaudación del IBI, ha desvelado Catalá, “el 70% corresponde al sablazo fiscal que Ribó y el PSOE aplicaron a los establecimientos y locales que tienen un tipo de diferenciado, a los que se le subió un 13% la contribución” (el 3% general más el 10% por el tipo diferenciado)

Asimismo, las premisas que ha marcado la portavoz popular para negociar el presupuesto están también: aplazar el cobro de impuestos municipales hasta que finalice el estado de alarma; reducir los altos cargos; que no se incluyan subvenciones a entidades catalanistas; que se reduzcan las ayudas a dedo y prioricen que las mismas vayan destinadas a entidades sociales, recuperando una línea específica para un  Convenio con el que reabrir el Banco de Alimentos en Valencia.

.

Estas premisas, ha apuntado Catalá, “pretenden también que la gestión del Ayuntamiento sea más transparente y participativa”. De esta manera, ha propuesto que los Grupos de la oposición formen parte de organismos en los que no tienen representación “y en los que se toman decisiones que pueden afectar al dinamismo de la ciudad”, como la Mesa de la movilidad, el Observatorio del ocio y el turismo, el Patronato de la Fundación Visit Valencia, el Consejo Escolar Municipal o el Consejo de Administración de MercaValencia.

Evolución del COVID en Valencia

Catalá ha explicado queel gobierno municipal se niega a que el Grupo Popular se incorpore al Centro de Coordinación Operativa Municipal (CECOPAL) durante el estado de alarma, por lo que ha exigido que se hagan reuniones semanales de la Junta de Portavoces para dar cuenta de las medidas adoptadas ante la evolución de la pandemia en la ciudad.

La portavoz popular ha exigido también en la Junta de Portavoces que el alcalde le informe sobre los rastreos de las aguas residuales para conocer la evolución de la pandemia por distritos y barrios. Catalá ha desvelado que lleva dos Juntas de Portavoces pidiendo estos datos “sin que entre el acalde y la concejal responsable del Ciclo Integral del Agua nos los den a conocer”

“Tienen esta información desde hace 8 meses y conocen desde el mes de julio que los datos estaban empeorando en la ciudad y no se han adoptado medidas como hacer PCR y repartir mascarillas”, ha concluido.