Catalá pide a Ribó un Plan de Choque inmediato para salvar a hosteleros y comerciantes ante las nuevas restricciones

  • Pide una Comisión de Hacienda extraordinaria para aprobar las nuevas medidas: “No puede pasar ni un minuto más sin suspender tasas y bajar impuestos”  
  • Recuerda que a día de hoy no hay ninguna bonificación aprobada para hosteleros y comerciantes: “La suspensión de la tasa de mesas y sillas debe ser inmediata y para todo el año”
  • La carga fiscal que va a soportar la actividad económica este año es de más de 100M€ ya que los presupuestos han consolidado la subida de impuestos
  • El año ha cerrado con un 25% de aumento del desempleo con 13.063 personas sin trabajo más que en 2019, llegando a las 65.305 parados: “Si Ribó y PSPV no dan un giro radical a la política fiscal, la destrucción de empleo aumentará”
  • Catalá expresa su preocupación por la evolución de la pandemia de COVID en la ciudad de Valencia y exige que se planifique mejor la vacunación, que en la Comunitat está teniendo un ritmo más lento que en otras regiones,  y para ello pide un refuerzo de los recursos asistenciales sanitarios.

Valencia, 6 de enero de 2021

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha manifestado hoy que “los datos sobre la evolución de los contagios en la ciudad de Valencia son muy preocupantes y deberían obligar a la Generalitat a planificar una aceleración de las vacunaciones, porque la Comunitat Valenciana está por detrás de otras regiones”. También ha exigido para llevar a cabo las vacunaciones “un refuerzo de los recursos asistenciales sanitarios .

Además, Catalá ha pedido hoy a Ribó la convocatoria inmediata y extraordinaria de la Comisión de Hacienda para aprobar un Plan de Choque inmediato que ayude a paliar las graves consecuencias económicas que van a provocar las nuevas restricciones que ha anunciado la Generalitat.

“No puede pasar ni un minuto más sin suspender tasas y bajar impuestos” ha señalado Catalá que ha recordado que a día de hoy  no hay ninguna bonificación aprobada para la actividad económica que sufrirá este una presión fiscal de más de 100 millones de euros.

Este año el gobierno  de Ribó tiene previsto recaudar más de 76.930.000 millones en IBI a  262.753 inmuebles de la actividad económica, mientras que la recaudación en el IAE puede alcanzar los 26M€. En cuanto a la tasa de mesas y sillas hay una previsión de recaudar 2 millones de euros, a pesar de las fuertes restricciones que está sufriendo el sector de la hostelería.

“La suspensión de tasa de mesas y sillas ha de ser inmediata y para todo el ejercicio”,  ha señalado Catalá.

En este sentido, cabe recordar que los presupuestos aprobados por Compromís y PSPV, con la abstención de Cs, mantienen una subida del IBI para todos los vecinos de un 3%, mientras que para la actividad económica (IBI comercial, ocio, hostelería, oficinas y espectáculos) el incremento que se consolida este año llega hasta el 13%.

Datos preocupantes de paro

Catalá ha calificado como” muy preocupante” el momento actual con respecto al paro y la emergencia social que vive la ciudad.  Las cifras del paro de la ciudad de Valencia, con 65.305 valencianos sin empleo a principios de enero de 2021, lo que significa un incremento del 25% con respecto al mismo mes del pasado año 2020.

Para la portavoz popular, ““Si Ribó y PSPV no dan un giro radical a la política fiscal, la destrucción de empleo aumentará”.

El mes de diciembre finalizó con 741 parados más en la ciudad de Valencia, situándose la cifra total en 65.308 personas sin trabajo. La variación anual desde enero del 2020 es del  25%. Al respecto, Catalá ha recordado que, “un mes más, el crecimiento del paro en Valencia ciudad está por encima de lo que crece en España, lo que evidencia que en Valencia no están siendo efectivas las políticas de Ribó para activar la economía y que la política fiscal del Ayuntamiento tampoco ayuda a que se implanten nuevas empresas a la ciudad”,

Por último, Catalá ha destacado que “el drama del paro afecta a muchas familias valencianas, que se están viendo abocadas a tener que recurrir a las ayudas sociales de las administraciones”. Por ello, ha pedido que “Ribó y el PSPV no sean ajenos a este drama y se sensibilicen con esta situación ampliando y agilizando las concesión de las ayudas en las que hay listas de espera inaceptables de más de 1.800 personas, como en Ajuda a Domicili, Teleassistència y Menjar a Casa”.