Catalá manifiesta que Ribó y PSOE aprueban mañana un presupuesto para 2021 que mantiene el sablazo fiscal y no ayudará a la reactivación económica

  • El PP afirma que el presupuesto incumple el pacto de reconstrucción al no destinar el 2,5 % del presupuesto a la reactivación económica
  • Los populares reclaman rebaja de impuestos y tasas, así como incrementar el apoyo a autónomos, pymes, comercio, hosteleros y ocio
  • El PP exige mañana en una moción que se cree una comisión de investigación para determinar responsabilidades de las irregularidades en la gestión de la Fundación Valencia Activa
  • El pleno tendrá que votar la reapertura de la comisión de investigación de la EMT tras la auditoría realizada y que desvela el descontrol en la gestión de la empresa pública

Valencia, 22 de diciembre de 2020

El PP mantendrá su voto en contra del presupuesto municipal de 2021 que se aprobará mañana en el Pleno, “porque no ayudará a la reactivación económica y mantiene el sablazo fiscal de este año con subidas de todos los impuestos y tasas”.

“El presupuesto de Ribó y PSOE, que contó con el apoyo de Cs, no generará empleo y vuelve a cargar con el sector económico que ya ha pagado este año 55 millones de euros más de IBI este año que en 2019 y que significa mantener el sablazo fiscal de 2020”, ha manifestado María José Catalá.

El presupuesto “incumple el pacto de reconstrucción firmado por todos los grupos políticos”, ha explicado la portavoz del Grupo Municipal Popular,  María José Catalá, “ya que no se cumple con los acuerdo de la comisión de reconstrucción  en lo relativo a las inversiones para la reactivación económica, que no alcanzarán el 2,5% del total del presupuesto para la reactivación económica”.

El presupuesto no aumenta  las ayudas directas a autónomos, comerciantes, pymes, hosteleros y ocio. También deja sin bonificaciones de impuestos de hasta un 50% del IBI para el sector económico que haya sufrido pérdidas por la crisis del COVID 19.  El acuerdo del presupuesto no incluye la suspensión de la tasa de mesas y sillas de 2021 a la hostelería.

Los populares abogan por una rebaja de impuestos y tasas que no se plasmará en el presupuesto de 2021.El acuerdo del presupuesto, ha alertado Catalá, “porque mantiene la subida de impuestos, que en 2020 ha sacado del bolsillo de los valencianos 30 millones de euros, con un aumentos de la tasa de alcantarillado de 105%, del IBI a la actividad económica del 13%, con subidas del impuesto de tracción mecánica y con la aplicación del máximo coeficiente para el IAE, todo ello pese a que el en Valencia hay más de 65.000 parados, con un crecimiento del 18% por encima de la media nacional que está en el 16%”. 

Comisión de investigación

Una de las mociones presentadas por el PP al pleno pide, ante las graves irregularidades detectadas por la Intervención en la auditoría realizada a Valencia Activa, fundación dirigida por el PSOE, “la creación de una Comisión no permanente de Investigación en el seno del Ayuntamiento de Valencia de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 91.3, 104 y siguientes del Reglamento Orgánico del Pleno, con la finalidad de esclarecer los hechos detectados por el Servicio de Auditoría Integral del Ayuntamiento de Valencia sobre la Fundación Valencia Activa y depurar las responsabilidades políticas que de los mismos se puedan derivar”.

También se pide “aprobar la comparecencia de la Vicealcaldesa en la próxima sesión ordinaria del Pleno del Ayuntamiento de Valencia para que dé explicaciones sobre la Fundación Valencia Activa del Pacto para el Empleo de la Ciudad de Valencia y las conclusiones que describe sobre dicha Fundación la Auditoría Integral del ejercicio 2019”.

El Pleno deberá votar la propuesta del PP de “instar al Consejo de Administración de la EMT a la reapertura de la Comisión de Trabajo para la Investigación del Fraude contra la EMT” para analizar el “Informe de control interno y procedimientos los circuitos de compras y pagos a proveedores en la Empresa Municipal de Transportes de Valencia” realizado por la Intervención del Ayuntamiento y, en su caso, modificar el informe definitivo de la investigación.

También se pide que “las recomendaciones realizadas por los auditores se lleven a cabo de forma obligatoria en el próximo ejercicio en todas y cada una de las entidades dependientes del Ayuntamiento de Valencia” que han sido auditadas, así como que aquellas entidades cuya opinión del informe de auditoría de cuentas haya resultado denegada por la no aportación de información a los auditores aporten toda la documentación necesaria para ser fiscalizadas.