Catalá insta a Ribó a un plan de pago a la carta de impuestos con bonificaciones y aplazamientos sin intereses para el año 2021

  • El Ayuntamiento saca al cobro la tasa de vehículos y el IAE con un aumento de 5 millones de euros en la recaudación por la subida de impuestos y tasas aprobada en el 2020 por PSOE y Compromís
  • Catalá recuerda que este año la subida del IBI aprobada por el Gobierno Ribó y PSOE, en plena crisis del COVID 19, ha supuesto que autónomos, hosteleros y comercios paguen entre un 3 al 13% más que en el año 2019
  • Avanza que el Grupo Popular llevará una Moción a la Comisión de Hacienda para pedir que se retrase el cobro del IBI  hasta finales de año a aquellos sujetos pasivos destinados a la actividad económica que acrediten haber tenido un resultado negativo en 2020 y siempre que garanticen el mantenimiento de empleo.

Valencia, 2 de septiembre de 2020

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha instado al Gobierno de Ribó y PSOE a trabajar en unas Ordenanzas Fiscales para 2021 con rebajas de impuestos y tasas, un Plan de Pago a la Carta, bonificaciones y aplazamientos sin intereses hasta finales de año. Catalá ha reclamado que “no se cobre hasta diciembre el IBI de comercios, hosteleros, autónomos y pymes que estén sufriendo un merma de ingresos por la crisis del COVID 19”.

Catalá ha afirmado que el presupuesto de 2021 debe ser un presupuesto centrado en apoyar a los afectados por la crisis del COVID 19 y con un plan serio de incentivos y bonificaciones que generen empleo, las ordenanzas municipales que se aprueben no sean un nuevo castigo para el tejido productivo como ha sido este año 2020. Catalá ha asegurado que “no podemos seguir castigando con un impuestazo a los autónomos, comercios, pymes y hosteleros como ha hecho este año el Gobierno de Ribó y poner en marcha un plan que alivie la situación de crisis que vive nuestro tejido productivo que ya ha generado más de 12.000 parados en la ciudad que en el año 2019 el pasado mes de julio”.

El PP va a presentar en la próxima Comisión de Hacienda con las medidas que los populares tomarían si gobernaran para elaborar las Ordenanzas Fiscales de 2021. Los populares no quieren un nuevo impuestazo de Ribó como el realizado en este año 2020, que ha supuesto en el IBI que comercios, autónomos, pymes y hosteleros paguen entre un 3 y un 13 % más del impuesto. “No podemos seguir ahogando a nuestros autónomos, pymes, comercios y hosteleros con impuestos y tasas cada vez más altas, pues se seguirá destruyendo empleo y muchos negocios tendrán que cerrar sus puertas como ya está sucediendo en Valencia”, añadió Catalá.  

Esta misma semana han salido al cobró la tasa de vehículos y el IAE por la que el Ayuntamiento de Valencia recaudará 5 millones de euros más que en el año 2019 por la subida de tasas e impuestos del Gobierno de Ribó. Sólo por el IBI los ciudadanos de Valencia han pagado 30 millones más de euros que en 2019. Mientras el 92%  los autónomos, pymes y hosteleros afectados por la crisis del COVID 19 se han quedado sin ayuda municipal a pesar de cumplir los requisistos y estar más de tres meses cerrados y sin ingresos.

Propuestas Fiscales del PP

María José Catalá ha avanzado su propuesta de modificación de las Ordenanzas Fiscales del Ayuntamiento para el próximo año 2021 “con el objetivode mejorar la fiscalidad en Valencia y contribuir desde el gobierno local a la creación y mantenimiento del empleo

Para ello, Catalá ha adelantado que el Grupo Popular llevará una Moción a la Comisión de Hacienda para pedir que se retrase el cobro del IBI  hasta finales de año a aquellos sujetos pasivos destinados a la actividad económica que acrediten haber tenido un resultado negativo en 2020 y siempre que garanticen el mantenimiento de empleo.

“En estos momentos tan delicados para la economía”, ha explicado la portavoz popular,  “las administraciones deberían muy empáticas y valorar el esfuerzo que están haciendo las empresas, comercios y autónomos para mantener su actividad y el empleo”.  En este sentido, ha lamentado que “Ribo y el PSPV comenzarán a cobrar ayer, 1 de septiembre, los recibos del Impuesto de vehículos y del IAE, que este año 2020, con la subida aplicada,  se han incremento respecto al 2019 en 5 millones de €

La propuesta planteada esta mañana por Catalá para las Ordenanzas Fiscales del 2021 incluye  aplicar bonificaciones vinculadas al mantenimiento del empleo.

También incluye aplicar mejoras a la fiscalidad de empresas que se instalen en Valencia con bonificaciones del 95% en el IBI y en el IAE, durante los dos primeros años, (teniendo en cuenta que el IAE está exento por ley durante los dos primeros años, con esta medida,  las empresas que decidan instalarse en Valencia  en 4 años, prácticamente, no pagarían IAE)

Otra medida propuesta por la portavoz popular consiste en poner en marcha el Pago a la Carta de Impuestos con aplazamientos sin intereses. “Planteamos que los ciudadanos que tienen dificultades puedan aplazar el pago de los impuestos, sin que  se les aplique intereses, de acuerdo con una Carta de Impuestos que ellos mismos se fijen en el calendario”, ha explicado.

Asimismo, la propuesta del PP para incentivar la economía y posibilitar el mantenimiento del empleo insiste en que se bonifique el 50% en el IBI para inmuebles destinados a la actividad económica (establecimientos comerciales, de hostelería, ocio, oficinas y espectáculos) que garanticen el mantenimiento de empleo. Catalá ha recordado “este año todos los valencianos hemos pagado un 3% más por el IBI residencial y algunos inmuebles destinados a la actividad económica han tenido que afrontar subidas de hasta un 13%. También seguirán demandado los populares, ha concluido Catalá, “la reducción del coeficiente aplicable a la cuota de la tarifa del Impuesto de Vehículos de tracción mecánica, al mínimo establecido en la Ley de haciendas Locales, para aquellos vehículos vinculados a actividades económicas”.