Catalá: “El Gobierno de Ribó y PSOE no han dado ayudas a los hoteles cerrados y les cobra más de IBI y hasta cerca del 30% más de IAE”

  • El PP sigue reclamando una reversión del sablazo fiscal aprobado el año pasado por Compromís y PSOE con subidas de impuestos y tasas que penalizan al sector económico de la ciudad
  • El PP apoya la reivindicación y las acciones jurídicas de los hoteles contra la subida del IAE “porque no se puede cobrar un impuesto por una actividad cuando los establecimientos han estado cerrados”.
  • El Ayuntamiento recaudará de IAE este año 3 millones que el año 2019, cuando muchas de las empresas afectadas, entre ellas los hoteles, han tenido que cerrar o han sufrido importantes pérdidas por la crisis sanitaria 
  • El IAE se está calculando a los hoteles sobre la facturación de 2018 cuando estaban a pleno rendimiento y se les están cobrando las subidas en un año 2020 con sus puertas cerradas y sin facturación
  • La mejor ayuda para los hoteles es reducirles la presión fiscal, pero el Gobierno de Ribó y PSOE ha hecho lo contrario, en plena crisis, les ha subido impuestos y tasas 

Valencia, 1 de diciembre de 2020

El Grupo Municipal Popular ha advertido que el Gobierno de Ribó y PSOE está ahora girando recibos del IAE a los hoteles con un incremento cercanos al 30% cuando la mayoría de ellos están cerrados, y en ERTE de sus trabajadores, por la crisis del COVID 19.  Esta fuerte subida fue aprobada por Compromís y PSOE, rechazando en el Pleno que aprobó el presupuesto la propuesta del PP de revertir la subida de impuestos del 2020, un verdadero sablazo fiscal para vecinos y sector económico.

El PP recuerda que pese a subirle impuestos a los hoteles no se les ha dado ayudas específicas y muy pocos han podido acogerse a la ayudas a pymes y autónomos ya que quedaron sin ayudas el 92% de los demandantes que cumplían los requisitos y la que iba destinada a hosteleros, bares y restaurantes, fueron de apenas 1.000 euros por demandante. “La mejor ayuda para los hoteles era reducirles la presión fiscal, pero el Gobierno de Ribó y PSOE ha hecho lo contrario en 2020, en plena crisis, les ha subido impuestos y tasas cuando están sin actividad y la mayoría de ellos cerrados”, apuntó la portavoz del PP.  

El incremento de recaudación por el IAE este año se espera recaudar 21,2 millones de euros, lo que significa 3 millones más que el año pasado, mientras por el IBI se recaudarán 30 millones de euros más que el año pasado con subidas de entre un 3 y un 13%. Estas subidas llegan en un momento que las empresas cerradas.  El IAE se está calculando a los hoteles sobre la facturación de 2018 cuando estaban a pleno rendimiento y se les están cobrando las subidas en un año 2020 con sus puertas cerradas y sin facturación.

La portavoz el Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha advertido de la falta de sensibilidad del Gobierno de Ribó y PSOE con el tejido económico de la ciudad, que es el que genera empleo.   “No tiene ningún sentido que se cobre más impuestos que el año pasado al sector económico de la ciudad y menos a los hoteles cerrados la gran mayoría de ellos todo el año, sin ingresos y con todos sus trabajadores en ERTE. El sablazo fiscal de Ribó y PSOE  sólo contribuye a la destrucción de empleo y al cierre de persianas, y noticias como las conocidas hoy no ayudan a la reconstrucción de la economía de la ciudad”.

El PP defendió en una moción al pleno que el Ayuntamiento impulse un paquete de medidas de apoyo a la economía local con la reversión de la subida de impuestos y tasas de 2020, la supresión para 2021 de la tasa de mesas y sillas de bares y restaurantes, así como bonificaciones del IBI y el IAE para atraer inversiones que generen empleo y el retraso del cobro de impuestos municipales hasta finales de año para el sector económico de la ciudad.

 “Los presupuestos presentados por Ribó y PSOE no cumplen con los acuerdos de la comisión de reconstrucción porque sólo dedican directamente a la reactivación económica de la ciudad 7 millones de euros, el 0,7% del presupuesto, cuando se aprobó destinar 2,5%, por lo que lamentablemente seguirán provocando el cierre de persianas en comercio y hostelería, y destruyendo empleo”, ha explicado Llobet.

El presupuesto incluye como inversiones a la reactivación de económica el pago de nóminas, de alquileres municipales y el pago a la seguridad social y de trienios de funcionarios

La situación “dramática” que viven los sectores económicos de la ciudad, ha apuntado Catalá, “nos obligan a adoptar medidas esenciales para apoyar a autónomos, comerciantes, hosteleros y pymes, que son quienes pueden reactivar la ciudad y frenar la escalada de paro”, que se sitúa en una tasa del 18% frente a la media española que está en el 16%. 

Igualmente, la iniciativa defendida por el PP también incluía que servicios técnicos municipales estudiaran retrasar el cobro del IBI en el próximo ejercicio 2021 hasta finales de año para los sujetos pasivos destinados a actividades económicas.

En otro de los puntos de la moción proponía modificar la ordenanza fiscal reguladora del IBI para aplicar bonificaciones hasta el 50% a inmuebles destinados a las actividades más castigadas por la pandemia, comercio, ocio, hostelería, deportivos y espectáculos que hayan tenido pérdidas.