Catalá denuncia que Ribó y el PSPV rechazan un plan de pago a la carta de los impuestos municipales

  • Catalá lamenta que el gobierno municipal “siga ajeno a la realidad que sufren los sectores económicos de la ciudad”, especialmente el del comercio y la hostelería, “y no les conceda un respiro con un plan de pago que se ajuste a la delicada situación económica que atraviesan por la pandemia de Covid
  • Desde el Grupo Popular, afirma la portavoz popular, “consideramos indispensable que los contribuyentes dispongan de un mayor margen para hacer frente a sus obligaciones tributarias y, contribuir así, a que autónomos, pymes y comercios cuenten con mayor liquidez en unos momentos en los que la supervivencia de sus negocios peligra y se hace necesario evitar más cierres y más destrucción de empleo en Valencia”.

Valencia, 16 de noviembre de 2020

El gobierno municipal (Compromís y PSPV)  ha rechazado hoy en la comisión de Hacienda una propuesta del Partido Popular  para que se aprobara la aplicación de un Plan de Pago a la Carta, “que permita una mayor comodidad y flexibilidad en el pago de las obligaciones tributarias que cada contribuyente tiene en la ciudad de Valencia”

El escenario macroeconómico, a nivel nacional, realiza una previsión de reducción en el Producto Interior Bruto de España para este ejercicio 2020 del -11,2 Las mayores contracciones están provocadas por el fuerte impacto de la crisis COVID en la demanda nacional, con fuertes reducciones de gasto en el consumo final fundamentalmente privado.

Valencia no es ajena a esta realidad. Desde la celebración de la Comisión para la Reconstrucción de la ciudad hasta el momento actual, la situación económica ha empeorado de forma considerable, la tasa de paro en la ciudad de Valencia se ha situado en el 18,3% en el tercer trimestre y el nº de parados en Valencia se ha incrementado en 11.500 personas más, desde principios de año.

El sector productivo valenciano, ha manifestado Catalá, “necesita medidas que le generen certidumbre, si ya entonces, en el mes de junio, todos los representantes de las entidades de ámbito económico de nuestra ciudad, que participaron en la mencionada Comisión, veían necesaria la revisión de la política fiscal de este Ayuntamiento, en estos momentos, creemos que, con más motivo, se debería aprobar una bajada de impuestos en Valencia.

Desde el Grupo Popular, ha concluido, “consideramos indispensable que los contribuyentes dispongan de un mayor margen para hacer frente a sus obligaciones tributarias y, contribuir así, a que autónomos, pymes y comercios cuenten con mayor liquidez en unos momentos en los que la supervivencia de sus negocios peligra y se hace necesario evitar más cierres y más destrucción de empleo en Valencia”.