Catalá denuncia que el presupuesto no incluye ayudas específicas para la hostelería ni la suspensión de las tasas de mesas y sillas

  • El PP apoya a la hostelería, “porque están tomando medidas y cumpliendo con las instrucciones de sanidad para defender la los puestos de trabajo de un sector que es fundamental para la actividad económica de la ciudad”
  • Señala que “el Presupuesto no es suficiente para una ciudad que está sufriendo las consecuencias de la crisis sanitaria y económica, con zonas fantasma por el cierre sistemático de persianas de comercios y establecimientos hoteleros”.

Valencia, 12 de noviembre de 2020

La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha participado hoy en la concentración en apoyo a la hostelería que se ha realizado en la plaza de la Virgen de Valencia, “que por una falta de sensibilidad  y empatía manifiesta del gobierno municipal no se ha podido celebrar en la plaza del Ayuntamiento

Catalá ha mostrado su respaldo y el del Grupo Popular a la hostelería, “porque están tomando medidas y cumpliendo con las instrucciones de sanidad para defender la los puestos de trabajo de un sector que es fundamental para la actividad económica de la ciudad”.

En contra de los esfuerzos que están haciendo los hosteleros para mantener abiertos sus establecimientos, “el gobierno de Ribó y el PSPV no han contemplado en el Presupuesto del Ayuntamiento para 2021 una línea específica de ayudas para el sector.

Además, ha lamentado Catalá, “Ribó y el PSPV tampoco han planteado en el Presupuesto la exención o la bonificación de la tasa de ocupación de terrazas, la tasa de mesas y sillas, algo fundamental y esencial para un sector que en muchos caso tienen la persianas cerradas por la situación provocada por la pandemia de Covid”.

El PP va a seguir insistiendo en que “el Presupuesto no es suficiente para una ciudad que está sufriendo las consecuencias de la crisis sanitaria y económica, con zonas fantasma por el cierre sistemático de persianas de comercios y establecimientos hoteleros”.

“Hay que estar alineado con la situación y el contexto actual. El presupuesto debería redirigirse a la reactivación económica, a la protección del empleo y ayudar a los sectores económicos de la ciudad, y no vemos que sea así, sólo vemos que Ribó se ha subido el sueldo y vemos cuestiones que no atienden a la situación de la ciudad”,  ha concluido Catalá