Catalá denuncia que el Ayuntamiento de Valencia no está haciendo test PCR a los funcionarios de atención al público que vuelven de sus vacaciones

  • Catalá considera necesario, como “medida preventiva”, que el Ayuntamiento haga pruebas PCR de detención del coronavirus al personal municipal que regresa de vacaciones para evitar nuevos brotes.
  • Destaca que “Ribó y el PSPV no pueden seguir impasibles mientras en la ciudad de Valencia se disparan los casos de corovirus” (más de 1.200 nuevos casos de contagios en las dos últimas semanas, 463 desde el viernes, según datos de la conselleria de Sanitat)
  • La portavoz popular advierte que el regreso de las vacaciones de trabajadores de residencias de mayores en poblaciones del área metropolitana, a los que no se le ha hecho test PCR previamente a su incorporación a su trabajo,  ha provocado rebrotes de la pandemia.
  • Por ello, insiste en que “para cribar los posibles casos de asintomáticos entre los funcionarios, el Consistorio debería realizar test masivos para reducir así el riego de nuevos brotes”.
  • Reclama de nuevo que el Ayuntamiento distribuya mascarillas gratuitamente a las personas mayores, afectados por ERTES y desempleados y a los más vulnerables. Recuerda que el uso de las mascarillas puede suponer un gasto adicional de más de 100 euros a una familia de cuatro personas.

Valencia, 19 de agosto de 2020

La portavoz del PP, María José Catalá, ha pedido hoy que el Ayuntamiento haga pruebas PCR a los trabajadores municipales destinados en puestos de atención al público tras su vuelta de vacaciones.

Como medida preventiva, ha explicado Catalá, “se deberían hacer test masivos a todos los funcionarios y vecinos de Valencia, y especialmente se deberían realizar controles a aquellos empleados públicos, que después de disfrutar de sus vacaciones, tienen que desarrollar trabajos esenciales o van a estar atendiendo presencialmente a los ciudadanos”.

El Grupo Popular ha pedido de manera reiterada al alcalde Ribó que el Ayuntamiento colabore junto con la conselleria de Sanitat en una estrategia de realización de test masivos a la población, tal y como están haciendo otras grandes ciudades como Madrid y Barcelona, con el objetivo de detectar el mayor número de asintomáticos y evitar nuevos contagios.

Sin embargo, ha declarado Catalá, “Ribó sigue con los brazos cruzados cuando los rebrotes de la pandemia comienzan a ser muy preocupantes en la ciudad de Valencia, con más de 1.200 nuevos contagios en las dos últimas semanas, 463 desde el viernes”.

La portavoz popular  ha advertido que el regreso de las vacaciones de trabajadores de residencias de mayores en poblaciones del área metropolitana, a los que no se le ha hecho test PCR previamente a su incorporación a su trabajo, ha provocado rebrotes de la pandemia. Por ello, insiste en que “para cribar los posibles casos de asintomáticos entre los funcionarios, el Consistorio debería realizar test masivos para reducir así el riego de nuevos brotes”.

En la actualidad, el Ayuntamiento está enviando a casa a los funcionarios que presentan síntomas para que sean atendidos desde sus Centros de Salud, entre ellos a policías locales y trabajadores en puestos esenciales. Pero, según ha alertado la portavoz popular, “con esta medida no se está cribando los posibles casos de asintomáticos”.