Catalá advierte que los PGE no incluyen en 2021 inversiones para que Valencia deje de ser el semáforo rojo de Europa

  • PSOE y Podemos no incluyen ni un euro de inversión en 2021 para el túnel pasante ferroviario, el canal de acceso, la estación central y el soterramiento de vías de Serrería.
  • Catalá señala que la falta de inversiones en estas infraestructuras “sigue convirtiendo a Valencia en un muro de vía sin solución”
  • La portavoz popular valora positivamente que se incluyan una ayuda de 38M€ para el transporte metropolitano y que el Estado asuma la deuda de la Marina, pero advierte que el palacio de las Artes y el museo de Bellas Artes y el Nacional siguen estando marginados con respecto a grandes contenedores culturales de Madrid y Barcelona.

Valencia, 29 de octubre de 2020

La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha advertido hoy al inicio del Pleno del Ayuntamiento que en la propuesta de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 no hay consignación para el túnel pasante, el canal de acceso a la estación central y para el soterramiento de las vía de Serrería”

La falta de inversiones en estas infraestructuras, ha señalado, “sigue condenando a Valencia a ser el semáforo rojo ferroviario de Valencia”, y ha añadido que “deja sin solución el corredor Mediterráneo en la ciudad, con un muro de vía que le condiciona el desarrollo económico y urbanístico, así como la sostenibilidad medioambiental de la ciudad al retrasar proyectos tan importantes como el parque Central y la prolongación del jardín del Turia”.

La portavoz del PP ha recordado que en los presupuestos de 2018, que siguen todavía en vigor, había consignadas inversiones plurianuales para el túnel pasante. En concreto, 1M€ para 2018, 2,2 para 2019, 94M€ para 2020  y 210M€ para 2021.

Por otro lado, ha valora positivamente que se incluyan una ayuda de 38M€ para el transporte metropolitano y que el Estado asuma la deuda de la Marina, pero advierte que el palacio de las Artes y el museo de Bellas Artes y el Nacional siguen estando marginados con respecto a grandes contenedores culturales de Madrid y Barcelona.

Sobre la deuda del consorcio de la Marina, ha señalado que la asunción de la deuda “supone una autoenmienda del PSOE”, que fue quien marginó a la ciudad de Valencia cuando el gobierno del presidente Zapatero no financió directamente las obras de esta infraestructura para la America´s Cup, mientras que sí lo hizo con proyectos similares en Sevilla, Zaragoza y Barcelona para los grandes acontecimientos que albergaron.