Bonig: “Si Puig no soluciona el caos en urgencias y primaria el sistema colapsará porque los sanitarios están saturados”

Valencia, 4 de noviembre de 2020

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha advertido que “si Puig no soluciona el caos en sanidad, en urgencias y en primaria, en los próximos meses tendremos un serio colapso porque las plantillas no pueden más” y ha calificado de “vergonzoso” el espectáculo de Puig y Oltra discutiendo por las medidas por la pandemia “pues lanzan mensajes confusos a la ciudadanía”.

Bonig se ha reunido con el comité de empresa del Hospital de La Ribera para conocer de primera mano . “Este es el ejemplo de la nefasta política sanitaria del gobierno de Puig y Oltra. Este centro ha pasado de ser una referencia hospitalaria a nivel nacional e internacional, con índice de satisfacción muy importantes, con menos listas de espera, a padecer una situación en los servicios de urgencias denunciada por los sindicatos que han pedido el cese del jefe de urgencia y a triplicar las listas de espera”.

La presidenta popular ha indicado que “el servicio de urgencias de muchos hospitales de la red pública, un servicio fundamental, están colapsados a lo que se une la situación en la atención en primaria. Hoy la principal prioridad debería ser resolver el colapso en los hospital y primaria, si no hacemos un buen control de la pandemia, si no reforzamos plantillas y establecemos dobles circuitos, será un desastre e imposible controlar la situación y reactivar la situación económica”.

Bonig ha afirmado que “estamos aquí para denunciar la mala gestión. En dos días han fallecido 38 valencianos. Vemos como las UCIS están saturadas y Puig y Oltra en lugar de resolver los problemas de sobrecarga, de las listas de espera, del colapso de la atención primaria, de hacer más PCR porque seguimos a la cola, de buscar más personal, se están pegando por dinero, por 21 millones de euros en el presupuesto de 2021 y dejar claro quién manda en la Generalitat y mientras la gente sufriendo. Deberían pensar menos en ellos mismos y sus privilegios, y destinar más dinero, más esfuerzo y más gestión a lo que preocupa a la gente”.

Isabel Bonig ha anunciado que el PPCV “va a llevar una iniciativa en les Corts para blindar por ley el presupuesto en la sanidad pública y también le volvemos a tender la mano para colaborar, ponernos a disposición del Botànic y evitar el descontrol absoluto”.

La líder popular ha manifestado que “lo que sucede en Alzira será un ejemplo de lo que pasará en Torrevieja. En el peor momento, en plena pandemia, no es momento de revertir el Hospital. Este de la Ribera se ha convertido a los tres años en un hospital con mas listas de espera, con menos derechos laborales para los trabajadores y peor calidad asistencial con servicios eliminados”.

Isabel Bonig ha señalado que “lo que está pasando en la gestión del COVID en la Comunitat Valenciana es una vergüenza. No puede decir una cosa el presidente y su vicepresidenta otra. Esto solo hace que enviar un mensaje de confusión, descontrol y desgobierno a la ciudadanía cuando hay un colapso en el sistema sanitario. Deben hablar antes y salir solo una voz. De una vez por todas Puig debe tomar decisiones sin esperar a los demás. No puede ser que diga que las UCIS están al 66% y el Ministerio al 14%. Datos claros. Y si hay que tomar medidas que lo haga”.

“Le pedimos por un lado un paquete de medidas económicas para ayudar a sectores que se van a ver colapsados, y que los 247 millones que van para chiringuitos se destinen a sectores económicos más afectados, y por otro, medidas sanitarias”, ha añadido.

Para Bonig, “es necesario una unidad de mensaje porque hoy los valencianos están atónitos y no saben a quien creer: si al Ministerio, a Puig, a Oltrra o a Sánchez que viene mañana. Han abandonado al personal sanitario a quienes ni siquiera les dotan de todas las medidas de seguridad necesarias”.

Por último, Isabel Bonig ha indicado que “la gente está desatendida por una gestión sanitaria que es un caos, no hay control, no hay gestión. Han tenido todo el verano para programarlo y no han hecho nada y sanidad está colapsando. Si no solucionamos esta situación vamos a tener en los próximos meses un serio colapso porque las plantillas ya no pueden más. También ha lamentado “las riñas de Puig y Oltra por el presupuesto a ver quién manda más. Dinero hay, pero hay que destinarlo menos a los políticos y más para atender a los ciudadanos”.