Bonig: “Las restricciones no sirven de nada si Puig no adopta medidas complementarias”

· “Asistimos a un descontrol absoluto en el Botànic, con mentiras, decisiones a golpe de ocurrencias y con los socios de gobierno peleando y cuestionando las decisiones”

· “Las medidas restrictivas no han servido para contener los contagios e ingresos en UCI si no van acompañadas de medidas complementarias como test de antígenos masivos y rastreadores”.

· “En el último mes se han disparado los ingresos pese al toque de queda”

Valencia, 18 de noviembre de 2020

La Presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha señalado que “las restricciones por el coronavirus en la Comunitat no sirven de nada si Puig no adopta decisiones complementarias como más test de antígenos y rastreadores”.

Isabel Bonig ha señalado esta mañana en rueda de prensa acompañada del portavoz de Sanidad, José Juan Zaplana, que “vamos a desenmascarar las mentiras de Puig y su gobierno con el coronavirus porque las medidas restrictivas no han servido para contener los contagios e ingresos en UCI si no van acompañadas de medidas complementarias como test de antígenos y rastreadores”.

La presidenta popular ha corroborado estas afirmaciones con los datos del último mes. “El 12 de octubre Puig anuncia la compra de 500.000 unidades de test de antígenos, pero luego apenas hace pruebas. Desde el toque de queda, el 24 de octubre hasta el 17 de noviembre, se ha pasado de una tasa de positividad del 13,23% cada cien test al 17,6%, el número de ingresados en la UCI ha pasado de 131 a 312 y de 862 ingresados en hospitales a 1.789. Es evidente que las medidas restrictivas no han servido para contener si no van acompañadas de test masivos y buenos equipos de rastreo. Mientras tanto, se ha criminalizado a un sector y no se ha conseguido el objetivo”.

“El 13 de julio Puig anunció que la Fe incorporaba una estación para llegar a tres mil test de antígenos diarios y que se ampliaba la capacidad para realizar test en la Comunitat a 14.000 pruebas al día. Sin embargo, desde el 23 de octubre hasta el 17 de noviembre solo se han hecho 23.870 test de antígenos. O es falso todo lo dicho por Puig o la Conselleria de Sanidad es un caos, o las dos cosas. Demuestra que son incapaces”, ha añadido. En cuanto a PCR, somos la tercera comunidad que menos PCR realizada, con una evidente relajación porque cada semana que pasa estamos diez puntos por debajo de la media”.

Isabel Bonig ha señalado que “no queremos compararnos con ninguna comunidad, no vamos a hacer batalla política. Lo que sí queremos es que las medidas que anuncia Puig, si no van acompañadas de test y rastreadores, no sirven para nada más que para arruinar un sector fundamental”.

Colaboración con las farmacias

La presidenta popular ha señalado que “proponemos test de antígenos a toda la población en colaboración con las farmacias, porque la primaria está colapsada. El PP ya lo propuso el 25 de abril. Los farmacéuticos están dispuestos. Hay una comunidad como Galicia donde ya se están haciendo también a los asintomáticos. El rastreo no está funcionando. Los cierres se hacen por ciudades y eso es un error. No es lo mismo cerrar un pueblo pequeño que una ciudad como Elche, Elda o Petrer. Hay que cerrar por departamentos de salud, no por ciudades”.

Bonig considera que “es momento de tomar medidas porque sin una buena gestión sanitaria será imposible la recuperación económica. Si Puig tiene que cambiar de consellera o de equipo, nosotros le prestamos ayuda y ponemos nuestro conocimiento al servicio de cinco millones de valencianos”.

Para la presidenta popular “asistimos a un descontrol absoluto, una falta de verdad inadmisible y las decisiones se toman a golpe de ocurrencia, con los socios de gobiernos peleando y cuestionando las decisiones. El Titànic se hunde y no podemos permitir que arrastre a los valencianos en esta falta de liderazgo del señor Puig. Nosotros tenemos un plan y una hoja de ruta”.

  La presidenta popular ha afirmado que “no se puede engañar a los valencianos y seguir mintiéndonos. Dijeron que solucionarían los MIR y los 2.640 profesionales MIR se están marchando porque en otros lugares sus condiciones laborales son mejores; tienen problemas judiciales en sanidad con varias querellas y la imputación de la directora general de recursos humanos; en las residencias de la tercera edad no hacen, tal y como pedimos, test periódicos al personal y solo se hacen si presentan síntomas, por lo que están contagiando y hay 87 residencias afectadas. También nos han mentido con los hospitales de campaña donde no se sabe por qué no están en funcionamiento, por qué no es un espacio para enfermos y faltan licencias y autorizaciones. Y con las gratificaciones a los médicos estamos atónitos con que ningún sindicato les haya firmado ese acuerdo. Denota que se hace deprisa, corriendo y por la foto, excluyendo al personal de seguridad y al de limpieza. Todo es propaganda, pero realidades ni una mientras la gente pierde su vida, su salud y su patrimonio”.

Por último, ha concluido que “las restricciones no sirven para nada sin medidas complementarias. Es evidente que tras un mes de restricciones las medidas no han dado resultado. Hay que utilizar todos los medios posibles para hacer test y prevenir”.