Bonig denuncia la “absoluta desprotección” del personal sanitario de Atención Primaria

Valencia, 2 de noviembre de 2020

La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha denunciado hoy la “absoluta desprotección” del personal de Atención Primaria por parte del Gobierno valenciano.

Bonig ha visitado Vila-real, donde ha visitado el centro de salud Virgen de Gracia, “que era centro de especialidades y de atención primaria y daba una atención de calidad y pública a una población de casi 3.000 personas mayores que desde 2016 no tienen”. Junto a la presidenta del PPCV han estado el portavoz del PP de Vila-real, Héctor Folgado, y el presidente del PP de la provincia de Castellón, Miguel Barrachina.

“Lo que pasa en Vila-real no es un caso aislado, es lo que está pasando en toda la Comunitat Valenciana. El personal de Atención Primaria está desbordado y es un auténtico desastre”, ha manifestado. Bonig ha recordado que desde el PPCV se le indicó al President “la necesidad aprovechar el verano y el periodo de desescalada para preparar la Atención Primaria con más controles y con medios. Le advertimos de la necesidad de contratar personal administrativo que hiciera organización de agendas y liberara al personal sanitario de esa tarea burocrática”, ha indicado.

La presidenta del PPCV ha señalado que es “imposible” que los profesionales de Atención Primaria “puedan cumplir con los cupos que tienen y es imposible hacer una atención sanitaria de calidad como merecen los ciudadanos por vía telefónica o telemática”.

La dirigente popular ha afirmado que la situación sanitaria “está siendo un desastre” y ha indicado que cuando Puig dice que no recorta “falta a la verdad”. “De 2015 a 2019 el Botànic ha recortado 11.145 integrantes del personal sanitario, digan lo que digan”, ha afirmado.

Bonig ha recriminado que la Conselleria de Sanidad “no está haciendo PCR al personal sanitario y además está disparando las listas de espera”. Al respecto, ha indicado que la provincia de Castellón tiene tres de los cinco hospitales con más lista de espera de las tres provincias “pese a ser la provincia con menos población”. “El Hospital Provincial de Castellón era una referencia con el PP y ahora es un desastre con el PSPV y Compromís”, ha indicado, al tiempo que ha extendido los problemas al Hospital General de Castellón y el Hospital de Vinaròs “y a punto de colapsar también el Hospital de Vila-real”.

Aumento de datos UCI
Bonig ha mostrado su preocupación por la evolución de los datos Covid en la Comunitat Valenciana y ha señalado que en la primera quincena de octubre los ingresos en UCI apenas subieron un 22%, mientras que la segunda quincena el incremento de pacientes en UCI es de un 110%. “Los hospitales empiezan a estar saturados”, ha añadido. La presidenta del PPCV ha invitado a Puig “a que pise la calle y visite los centros de salud. Que hable con la gente para conocer las necesidades y su angustia”.

Por su parte, el portavoz popular en Vila-real, Héctor Folgado, ha pedido “dotar de un centro de salud en la zona centro. Lo primero que hicieron Puig y Oltra al llegar fue cerrar el ambulatorio de Torrehermosa, saturando el resto de ambulatorios. Desde entonces venimos reclamando que se recupere un centro sanitario integrado que permita mantener las especialidades del Virgen de Gracia y recuperar la atención primaria en proximidad. Queremos un servicio sanitario de calidad. Queremos que se abra y se acabe el castigo al que los socialistas someten al pueblo de Vila-real”.

Por último, el presidente provincial, Miguel Barrachina, ha denunciado “el abandono sanitario al que están sometiendo a los ciudadanos. Se ha pasado de una época en que se construían centros sanitarios al de los cierres en centros de primaria. Si además hay 11.000 médicos menos esto repercute en una atención peor, con una angustia sanitaria que se suma a la angustia por la situación económica”.