Bonig: “Con la reversión Puig lanza un mensaje claro, ha escuchado a sus socios, a Podemos y Compromís pero no a los valencianos”

Torrevieja, 18 de octubre de 2020

El Presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig ha señalado que con el anuncio de la reversión del Hospital de Torrevieja, el President Ximo Puig ha lanzado un mensaje “muy claro: ha escuchado a sus socios de Gobierno, a Podemos y Compromís pero no ha escuchado a la gente de esta ciudad, de esta comarca ni de la Comunitat Valenciana”.

   “En momentos de tanta incertidumbre, de tanta zozobra sanitaria no podemos desmantelar lo que funciona como el Hospital de Torrevieja por cuestiones ideológicas”, ha añadido.

   Bonig se ha expresado de esta manera durante la concentración convocada hoy en contra de la reversión del Hospital de Torrevieja hasta donde se ha acercado con el Presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón y el alcalde de la localidad, Eduardo Dolón.

    “Hoy estamos aquí para defender la Sanidad pública valenciana, para defender a los ciudadanos que se merecen una atención sanitaria adecuada y para defender a los trabajadores sanitarios”, ha señalado.

  Así, ha añadido que todos los informes sanitarios y los informes del Sídnic de Greuges defienden la eficacia y eficiencia del Hospital de Torrevieja y ha añadido que lo que “lo que funciona bien no hay que cambiarlo, pero hoy se cambia por una cuestión sectaria e ideológica. Puig y el PSPV no están pensando en la salud de los ciudadanos de la comarca de la Vega Baja, están pensando en cuestiones ideológicas”.

“Puig desmantela la Sanidad pública”

   Para la Presidenta del PPCV, en momentos como el actual, en el que “nos azota una pandemia, nacional e internacional, en un momento en el que ya sufrimos una segunda ola y con nuevas medidas de restricción encima de la mesa, el señor Puig está pensando más en ideología que en Sanidad”.

   Así, ha añadido que “Puig desmantela la Sanidad pública, en este caso, un hospital que ha dado un magnífico servicio, un hospital que goza de los mejores reconocimientos a nivel nacional e internacional, que tiene una eficacia sanitaria comprobada en la Comunidad Valenciana y fuera de ella”.

      “Hoy, el culpable de que la Sanidad pública esté al borde del colapso en atención primaria, en rastreadores, que se hayan duplicado los contagios entre sanitarios y que estemos a la cola en la realización de PCRs mientras se disparan los contagios es Puig”, ha señalado.

     Además, ha recordado que cuando el PPCV gobierne en la Comunitat blindará por Ley el presupuesto de la Sanidad pública valenciana para que todos los recursos estén al servicio de cuidar la salud de los valencianos, alicantinos y castellonenses”.

    En este contexto, ha afeado a Puig que aún no haya explicado cómo va a hacer la reversión, y que vaya a someter a los trabajadores a un estrés y a una inseguridad “innecesaria”. “Ya tenemos un ejemplo de cómo el señor Puig ha mentido, que es Alzira donde tras la reversión, se han triplicado las listas de espera, y han desaparecido servicios como la detección del cáncer precoz y todo eso repercute en la salud de los valencianos y esto es lo que les espera a los ciudadanos que van a Torrevieja”.

  Mazón: “No hay razón para cambiar un sistema que funciona”

   Por su parte, el presidente de la Diputación del PP de Alicante, Carlos Mazón ha querido insistir en que el Hospital de Torrevieja es un sistema de gestión público que “hoy venimos a defender” porque “cuando alguien entra en el Hospital de Torrevieja no se le pregunta de dónde viene, o a qué sistema pertenece, se le atiende a todos por igual, porque es un servicio gratuito como el resto de hospitales de la Comunidad Valenciana”.

   Así, ha señalado que “con el sistema implantado en Torrevieja se ha conseguido mejorar la calidad asistencial, reducir las listas de espera, más servicios, más atención” por lo que ha adelantado que el PPCV “no va a dejar de defender la mejor Sanidad posible para los ciudadanos de la comarca”.

Hoy, ha añadido, “venimos a defender la mejor sanidad posible, con el mejor criterio de eficacia posible y la mejor atención posible. Y no estamos defendiendo solo la Sanidad y los derechos de los ciudadanos de Torrevieja, sino de toda la comarca y de los cientos de miles de personas afectadas por esta imposición sectaria”.

   Ahora se abre un periodo de incertidumbre porque “¿quién nos va a garantizar si no el próximo centro de salud de Orihuela costa?, ¿quién nos va a garantizar si no las nuevas inversiones importantísima para el Hospital de Torrevieja para mejorar la eficacia y la eficiencia?”. Así, ha añadido, “los prejuicios cuestan caros pero la buena eficacia le ahorra dinero a los valencianos: mejorar su gestión reduce las listas de espera, mejora los niveles de asistencia y la protección de los propios trabajadores sanitarios”.

   Mazón ha añadido que “no hay razón para que en medio de una pandemia como la que estamos viviendo se ponga en tela de juicio el sistema que funciona perfectamente en la sanidad valenciana, en el momento en el que más los necesitamos”.