Arcadi España: ‘La reordenación territorial protege nuestro entorno y fomenta la recuperación económica a través de la regularización de las viviendas’

– El conseller ha destacado la creación de la Agencia Valenciana de Protección del Territorio, entidad encargada de ejercer potestad administrativa en materia de disciplina urbanística
– El objetivo es minimizar los impactos medioambientales que producen las viviendas irregulares en el medio rural

Valencia, 31 de julio de 2020

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, ha afirmado que “la reordenación territorial protege nuestro entorno y fomenta la recuperación económica a través de la regularizacón de las viviendas irregulares”.

Así se ha manifestado el conseller en el seminario web sobre ‘La minimización de impacto de las viviendas y usos industriales y productivos en suelo no urbanizable y suelo no urbanizado’, organizada por la Conselleria en el marco de la Agenda Urbana Valenciana.

En su intervención, el conseller ha avanzado que la Generalitat tiene interés en confeccionar una ‘Guía de Minimización de Impacto Ambiental’ para “establecer los criterios orientativos que ayuden a las administraciones, propietarios y profesionales a adoptar medidas necesarias para disminuir el impacto medioambiental y territorial que ocasionan los asentamientos residenciales en suelo no urbanizable”.

De esta manera, con la recuperación medioambiental y la reordenación territorial “no solo protegeremos nuestra Comunitat, sino que también contribuiremos a la recuperación económica mediante el fomento de las obras necesarias para la regularización de estas viviendas”, ha puntualizado el conseller.

Para poner en marcha este proceso de regularización, “variado y problemático”, se creará la Agencia Valenciana de Protección del Territorio “como un instrumento que ejercerá las potestades administrativas en materia de disciplina urbanística”.

Se trata, por un lado, de reducir los impactos medioambientales a través de un plan especial que concrete las obras mínimas que han de llevar a cabo y sufragar los propietarios para normalizar la situación de cientos de miles de viviendas en la Comunitat y, por otro lado, -ha manifestado el conseller- se aborda el “marasmo de inseguridad legal ofreciendo a los propietarios una herramienta jurídica de la que se beneficiarán a la hora de heredar las propiedades o de llevar a cabo otras actuaciones en sus viviendas”.

El conseller ha explicado que existe una crisis de saturación que ha dado pie a intensos desarrollos residenciales de carácter “cuasi urbanos” pero no planificados ni dotados de las infraestructuras precisas, situación que tiene “consecuencias medioambientales y territoriales negativas e incluso pueden tener un efecto desalentador en los desarrollos residenciales sujetos a procesos convencionales de urbanización”.

En este sentido, el conseller ha dicho que la administración debe actuar sobre estas viviendas irregulares y diseminadas por la Comunitat, “atendiendo así a la situación de emergencia climática en la que nos encontramos para reducir el impacto negativo que producen en el territorio”.

Arcadi España ha añadido que se las debe dotar de las infraestructuras de urbanización necesarias, teniendo en cuenta que “muchas de ellas se construyeron en zonas críticas donde hay riesgo de inundaciones o de incendios forestales”.

Además, el conseller ha argumentado que la situación en la que se encuentran estas viviendas dificulta que accedan a los servicios básicos de cualquier otro tipo de vivienda que podemos encontrar en parcelas o en zonas de la legalidad urbanística. “Muchas viviendas que han surgido al margen del planeamiento, sin las debidas infraestructuras de urbanización ni las conexiones más básicas tiene un impacto territorial a pesar de las sucesivas normas que se han ido aprobando durante estos últimos años”, ha puntualizado el titular de Política Territorial.

Lotup

Esta iniciativa se basa en la ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (Lotup) de la Comunitat, aprobada en 2014 y modificada en 2019, que establece un régimen extraordinario para la minimización del impacto territorial de estas viviendas, lo que supone disponer de un herramienta jurídica para regular los asentamientos residenciales en el suelo no urbanizable sobre los que no se pueden aplicar medidas de restauración de la legalidad urbanística o han quedado en situación de fuera de ordenación.

El objetivo es “reducir los impactos que producen estas viviendas irregulares en el medio rural, mediante la elaboración de un plan especial y un programa de actuación que concrete las obras mínimas imprescindibles que han de llevar a cabo los propietarios para minimizar la huella medioambiental que originan en el territorio”, ha concluido el conseller.

El seminario web ‘La minimización de impacto de las viviendas y usos industriales y productivos en suelo no urbanizable y suelo no urbanizado’ es un seminario que se inscribe en el marco de la Agenda Urbana Valenciana, trata sobre la Guía de Minimización de Impacto Ambiental que está elaborando la conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad y ha contado también con la participación del director general de Urbanismo, Vicente García Nebot, así como de expertos en la materia de la Universitat Politècnica de València (UP).