Andrés Goerlich en El Intercafé: “En el libro “La Plaza” hay tres líneas definidas: consenso, peatonalización y provisionalidad”

Valencia, 16 de diciembre de 2020- Xavi Cuenca

El presidente de la Fundación Goerlich, Andrés Goerlich, ha señalado en Intereconomía Valencia que en su libro “La Plaza” se plasman las reflexiones de 111 personas en lo que para ellas representa la plaza del ayuntamiento de Valencia y remarcan las ideas de consenso, peatonalización y provisionalidad.

“La Fundación tiene por objetivo el estudio del urbanismo de la ciudad de Valencia para valorarla más y respetarla. Con este libro creímos conveniente, con las obras de semipeatonalización, planteamos la necesidad de este libro con las reflexiones de 111 personas de diversas índoles. El consenso es fundamental ya que la ciudad moderna no puede hacerse solo con una fuerza política porque estás modificando la ciudad a muy largo plazo”, declara Goerlich.

El presidente de la Fundación Goerlich considera que presentar el concurso internacional de ideas para que se pueda hacer la plaza del siglo XXI sería una de las posibles soluciones en busca del consenso. También cree que debemos ir hacia la peatonalización pero los vecinos tienen que decidir porque la reforma afecta a mucha gente. “Cuando se diseñó la actual configuración se pensó en su accesibilidad y ahora se ha hacho a corto plazo”, asegura Goerlich.

Asimismo, el escritor manifiesta que la presentación del libro “La Plaza” tendrá lugar a las 12:30 en el Ateneo Mercantil de Valencia en el salón Stolz con un aforo de 70 personas que está ya completo por todas las personas que han participado en el libro pero se podrá seguir por streaming a través de zoom por la web del Ateneo.

En referencia a la falta de consenso de los gobernantes, Andrés Goerlich  asevera: “Vivimos tiempos complicados que se arrastran desde la crisis del 2008, el confinamiento ha sido dramático y vemos necesario el diálogo entre las fuerzas políticas porque estamos en una parálisis económica. La sociedad necesita soluciones y remar en una misma dirección pero solo vemos espectáculos bochornosos que no miran por el bienestar de la ciudadanía sino que cada uno mira sus intereses. ¿Las administraciones públicas durante este tiempo están sirviendo de ayuda o son un estorbo?”.

“Tenemos que tener en cuenta -añade el presidente de la Fundación Goerlich – que el tejido empresarial español es al 90% de pequeñas empresas y la mayoría están casi en la quiebra, si no se les ayuda podrían ir a liquidación. Todo esto conllevará una situación de paro dramática. En estos momentos especiales, el debate político del aumento del salario mínimo es un tema que hay que posponer para después de la crisis”.

Para concluir, Goerlich reflexiona: “Estoy en el social-liberalismo. Si se gestionaran bien los impuestos estaríamos todos encantados pero por parte de la ciudadanía está habiendo desconfianza con la clase política y ante esto cuanto menos impuestos mejor. ¿Estado de bienestar o bienestar para el estado?”.