Andrés Goerlich: “El mayor perjudicado en los cambios de la movilidad en Valencia es el peatón”

Valencia, 16 de febrero de 2020

El abogado valenciano Andrés Goerlich, ha querido remarcar en el programa “El Intercafé” de Intereconomía Valencia que “el mayor perjudicado ante las reformas en materia de movilidad que está realizando el edil de Compromís, Giusseppe Grezzi, es el peatón”,

Para Goerlich, “en los últimos años se han producido una serie de cambios en la movilidad de Valencia, impulsados por Compromís, que han supuesto un fraude a la ciudad, incluso a los votantes de este partido y por supuesto a los que desaprueban esta gestión municipal”.

Y es que el abogado valenciano habla con conocimiento de causa, ya que es presidente de la Fundación Goerlich, que recoge la obra arquitectónica de su antepasado, Javier Goerlich, quién fue a su vez el autor del diseño que actualmente rige en la plaza del Ayuntamiento de Valencia.

Por tanto, Goerlich alberga un profundo conocimiento de causa sobre las intenciones del gobierno municipal del Rialto, para reformar las plazas cruciales de Valencia como La Reina, Ayuntamiento, Ciudad de Brujas y San Agustín.

Una actuación urbanística integral que en su opinión “no se puede hacer sin contar una con la otra, porque así está configurado el eje central de Valencia. Y que además debe hacerse en consenso con los vecinos, asociaciones, empresarios, técnicos de movilidad y todos los partidos que componen la corporación municipal”.

Por otra parte, Goerlich también ha señalado a “El Intercafé” de Intereconomía Valencia, en relación con la reordenación caótica de las líneas de la EMT, que “estas reformas están provocando retrasos en muchos trayectos de los autobuses que se convierten en ineficientes, perjudicando especialmente a las personas mayores, que son uno de los colectivos de usuarios más afectado”.

Y si a eso le unimos – afirma el presidente de la fundación Goerlich – que “las reformas de movilidad están generando más problemas en las entradas y salidas de Valencia, ello supone que el caos, la congestión, los atascos y el aumento de contaminación están garantizados”.

Por último, en relación al fraude de la EMT que le ha costado a todos los valencianos cuatro millones de euros, Goerlich ha señalado desde un punto de vista jurídico que “los partidos de la oposición y los colectivos ciudadanos deben presionar para reclamar responsabilidades a la dirección de la empresa municipal, porque en cualquier compañía privada si se hubiese producido ésta irregularidad habría terminado con el cese fulminante de sus responsables”.