Aitex aplica la industria creativa a los sectores tradicionales del textil, calzado y cuero en el Mediterráneo

– Un total de 16 emprendedores y emprendedoras podrán desarrollar ideas innovadoras gracias al lanzamiento de un laboratorio empresarial
– Esta iniciativa beneficiará al sector textil valenciano a través de un proyecto de 3,2 millones de euros, financiado al 90% por la Unión Europea

Valencia, 24 de agosto de 2020

Un total de 16 emprendedores y empendedoras podrán desarrollar ideas innovadoras gracias al lanzamiento de un laboratorio empresarial que facilitará las relaciones entre la industria tradicional del textil, calzado y cuero con la industria cultural y creativa.

En concreto, se financiará con 192.000 euros la creación de experiencias piloto para experimentar con nuevos enfoques que van desde la fabricación urbana, fábricas sociales hasta la producción de kilómetro cero.

Esta iniciativa beneficiará al sector textil valenciano gracias a la Asociación Valenciana de Investigación de la Industria Textil (Aitex), con un proyecto de 3,2 millones de euros, financiado al 90% por la Unión Europea, a través del Instrumento de Vecindad y Cooperación Transfronteriza en el Mediterráneo (ENI CBC MED, por sus siglas en inglés).

Este programa cuenta con el respaldo de la Generalitat, ya que acoge desde 2008 la Antena ENI de apoyo a la gestión de este programa, reforzando así el compromiso del Consell por fomentar la colaboración entre actores públicos y privados de la cuenca mediterránea.

El nuevo proyecto bajo el nombre de ‘CRE@ACTIVE: Innovación para incentivar la creatividad en los sectores tradicionales del Mediterráneo’, reforzará la innovación empresarial a través de la cultura creativa en este sector tradicional.

Aitex es la entidad que lidera el proyecto junto a otras entidades de perfil institucional, comercial y empresarial establecidas en Egipto, España, Italia, Jordania, Palestina y Túnez. El proyecto cuenta con un total de 10 entidades, destacando la participación del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace).

Innovación de productos

En concreto, durante 30 meses se va a trabajar para crear un entorno basado en la innovación de productos y cadenas de valor aplicando el enfoque de la industria creativa. De este modo, abrir la industria local a un escenario más amplio de innovación ayudará a los proveedores a trabajar con servicios avanzados y creativos.

Es la desaceleración económica y la fuerte competencia de Asia lo que impulsa a Aitex a presentar este proyecto, siendo uno de los 23 financiados por el programa ENI CBC MED.

La asociación valenciana aplica el principio de generar conocimiento y transferirlo a las empresas para que sean más competitivas y encuentren nuevas oportunidades de negocio.

El principal desafío consiste en apostar por la innovación en productos y procesos, establecer nuevos modelos de negocio y crear alianzas comerciales de una manera sostenible.

Actualmente, se estima una facturación anual de más de 280 mil millones de euros y 2,7 millones de empleados que trabajan principalmente en micro, pequeñas y medianas empresas, representando el 90% de la industria del textil, calzado y conexas en el espacio mediterráneo y que, incapaces de competir en precio y volumen, están obligadas a la formación de talentos como motor del crecimiento económico y gestores de nuevas actividades de producción que operan desde las economías creativas.

A través del laboratorio, las empresas interactuarán con centros culturales y creativos, artistas, fabricantes, diseñadores, artesanos y otros creadores independientes que puedan aportar ideas para nuevos conceptos, colecciones, tendencias, modelos de consumo y estilos de vida.

Además, estos laboratorios se impulsarán a través de una plataforma online que ofrecerá servicios web como Sqetch (plataforma de emparejamiento entre diseñadores, marcas y productores); Thela (herramienta de gestión de la cadena de suministro para redes sociales y cumplimiento ambiental), y Wave (plataforma de innovación abierta para el desarrollo de productos y servicios).

Por tanto, un escenario ideal sería captar la atención del consumidor en la calidad y origen de la ropa, favoreciendo la reducción de residuos y aumentando la conciencia ecológica y social.