Agricultura subvenciona hasta el 40% de las inversiones de los planes de modernización contemplados en la Ley de Estructuras Agrarias

– La Conselleria anuncia la inminente publicación de la orden que supone el pistoletazo de salida de la nueva legislación
– Esta iniciativa cuenta con un presupuesto inicial de 10 millones de euros que podrá ampliarse paulatinamente en función de la demanda

Valencia, 4 de agosto de 2020

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha anunciado la inminente publicación de la resolución que establece las condiciones para acogerse a los planes de reestructuración de explotaciones.

La puesta en marcha de las medidas incluidas en esta disposición, que contempla subvenciones de hasta el 40% de la inversión de los proyectos de modernización que se lleven a cabo, supone el pistoletazo de salida de la ley de Estructuras Agrarias.

Mollà ha señalado que la iniciativa, dotada inicialmente con 10 millones de euros que podrán ampliarse en el futuro en función de la demanda existente, se “persigue fortalecer la estructura del sector agrario valenciano, a través de una serie de herramientas orientadas al incremento del tamaño de las parcelas, la gestión conjunta de las mismas y la adecuación de su oferta varietal a la demanda y tendencias del mercado”.

La consellera ha explicado que el desarrollo de la ley avanza con esta orden que acompaña a las personas agricultoras en la implantación de “fórmulas colectivas que permitan a los agricultores compartir recursos y herramientas de gestión para ahorrar costes, incrementar la rentabilidad de las explotaciones, dinamizar la actividad y ganar competitividad”.

Por su parte, el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero ha destacado “la importancia crucial que tiene esta ley para lograr unidades de cultivo viables y convenientemente adaptadas a las exigencias que plantea la agricultura moderna”.

“Se trata de una legislación que ha suscitado el respaldo de las organizaciones agrarias porque son muchos y variados los instrumentos que pone a su disposición”, ha expresado el secretario autonómico.

Asimismo, el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Roger Llanes, ha concretado que entre “las inversiones subvencionables se encuentran la compra de terrenos -en este caso hasta un máximo del 10% del importe elegible total-, la implantación y reestructuración de cultivos permanentes, las inversiones comunitarias encaminadas a facilitar la gestión en común de la parcela, así como las mejoras en la eficiencia hídrica y energética en el uso del agua de riego que no impliquen la implantación de nuevos regadíos”.

Entre los beneficiarios de este paquete de ayudas se encuentran las cooperativas agrarias, las sociedades agrarias de transformación o cualquier otra entidad asociativa con personalidad jurídica que tenga entre sus objetivos la gestión conjunta de la explotación.

Igualmente, la orden recoge que tendrán una consideración prioritaria tanto las solicitudes presentadas por cooperativas y sociedades agrarias de transformación, como aquellos proyectos en los que la superficie incluida se ubique en su mayor parte en zonas con limitaciones naturales o susceptibles de acogerse al programa Leader. También serán prioritarios los planes colectivos que dediquen el 50% de la superficie a la producción ecológica.