Adsuara: «La Diputación de Valencia debería apostar por la nueva técnica para detectar la COVID-19 a través de las aguas residuales»

  • El portavoz popular insta a la corporación provincial a asumir el coste en los municipios que la Generalitat no pueda atender
  • La técnica debe ser complementaria con la de los test que está realizando Sanidad, ya que permitiría acotar mejor la pandemia en barrios o pequeñas poblaciones

Valencia, 1 de junio de 2020

Juan Ramón Adsuara ha explicado hoy que «la Diputación de Valencia debería apostar por la nueva técnica para detectar la COVID-19 a través del análisis de las aguas residuales» como una forma de mejorar la monitorización de la evolución de la pandemia.

El portavoz del Grupo Popular en la Diputación de Valencia ha registrado una moción en la que se reclama que la corporación que preside Toni Gaspar se sume a esta nueva herramienta que ya impulsaron mediante un convenio el pasado 7 de mayo el presidente de Global Omnium, Eugenio Calabuig; el ministro de Ciencia, Pedro Duque; y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.

Los populares reclaman que la Diputación, coordinada con la Generalitat, apueste por esta técnica pionera y complemente su implantación asumiendo el coste en los municipios de la provincia de Valencia a los que la Administración autonómica no pueda atender.

El objetivo es poder «diagnosticar de manera temprana la evolución de la enfermedad» a través del análisis de las aguas residuales en la entrada de las depuradoras y en las alcantarillas de las ciudades. La precisión de esta herramienta permite acotar concentraciones de unidades genómicas del virus en edificios u hoteles.

Este sistema, ha proseguido Adsuara «no pretende sustituir a los test que el sistema sanitario está practicando a los ciudadanos sino que sería complementario y nos puede ayudar a ver la evolución del virus en las fases de desescalada».

«El control con esta herramienta permitiría sectorizar y controlar la pandemia en pequeñas poblaciones o, incluso, a nivel de barrios», ha indicado el portavoz del Grupo Popular.

Es por ello, que Adsuara ha considerado «muy importante» que la Diputación de Valencia se involucre en la aplicación de esta novedosa técnica que servirá como una «base de datos muy útil para las administraciones involucradas en la lucha contra la pandemia» y que permitirá actuar con mayor precisión en la progresiva vuelta a la normalidad de la ciudadanía.

Este método de vanguardia es capaz de determinar cuantitativamente el número de unidades genómicas del virus que provoca la COVID-19 presentes por litro de agua y, por tanto, de establecer la curva de la epidemia tras hacer un muestreo de datos y análisis.

Juan Ramón Adsuara ha defendido esta metodología que «permitirá anticiparse a algunos de los indicadores y cruzarlos con los que recaba Sanidad para sumar información y hacer una foto más perfecta de la progresión o del retroceso de la pandemia en tierras valencianas» y por ello insiste en que la Diputación de Valencia debe impulsarla.

Y es que el coronavirus deja un rastro genético que se mantiene en el cuerpo de los infectados durante 20 días y es expulsado mediante heces y otros métodos de secreción, con lo que llega a las redes de saneamiento desde el primer día de la infección, aunque el paciente sea asintomático.