Libertad VCF abandona «De Torino a Mestalla» por su abuso y despotismo

 Libertad VCF abandona «De Torino a Mestalla» por  su abuso y despotismo

Libertad VCF comunica que, lamentablemente y siendo conocedores de las implicaciones de esta decisión, abandona los intentos activos de conformar una plataforma que englobe y refuerce el trabajo de todos los colectivos que, alrededor del Valencia C. F., luchan por su supervivencia.

En primer lugar, queremos agradecer la generosidad de Juan Martín Queralt, que, a principios de octubre de 2020 y tras varias conversaciones con él, dio el valiente paso de intentar liderar esta plataforma como un llamamiento a la unión. Su actitud, en todo momento, ha sido de predisposición, disponibilidad y compromiso con cuantas gestiones fueran necesarias para el éxito de la plataforma.

De igual modo, queremos reconocer a las personas que, desde un segundo plano y provenientes de diferentes colectivos, también han trabajado por lograr la viabilidad y el éxito del proyecto.

Y, por último, queremos corresponder con todo nuestro afecto a la Curva Nord (CN10), que, con la valentía que les caracteriza, estalló en indignación esta pasada semana al observar las situaciones de abuso y despotismo que se estaban produciendo durante los últimos días en la plataforma “De Torino a Mestalla”. Su voz fue la voz de todos los maltratados.
También agradecemos a todos los colectivos que, de forma privada, nos han mostrado su apoyo y han expresado en el foro correspondiente su malestar por ciertas actitudes reprobables.

Porque lo bien cierto es que lo que debiera ser una plataforma que coordinase tareas, gestiones y, en definitiva, la incansable lucha por nuestro Valencia C. F., desde la base ineludible de la confianza, de la implicación y del esfuerzo, nunca ha llegado a alcanzar el mínimo de confianza entre sus componentes para hacerla operativa.

Son muchos los acontecimientos que han acaecido en estos meses en el entorno del Valencia C. F. y también dentro de “De Torino A Mestalla”. No va a ser esta una relación de agravios, que, por otro lado, sería demasiado extensa. Solo pondremos el foco en el último de ellos. La voluntad de constituir esta plataforma en una nueva asociación, en la cual la mayoría de colectivos serían meros espectadores y otros se verían incluso deslegitimados para formar parte del colectivo. Con unos objetivos entre los que la recuperación del Valencia C. F. para los valencianistas, la tan ansiada democratización, no parecía definirse con la claridad necesaria. La posterior filtración de la creación de esta asociación, como forma de presión interna y replicando unos modos de actuación que lindan con actitudes mafiosas y la intención de subyugar unilateralmente a Libertad VCF y su trabajo, ha colmado el vaso de la paciencia. Porque, no nos engañemos, todas estas actuaciones no son fruto de la torpeza.

En el afán de Libertad VCF, la transparencia y coherencia en sus decisiones, debe ser sello innegociable y es por ello que tenemos que ser claros y concisos:
Es inasumible la falta de la diligencia debida en un cargo tan importante como el del presidente de la Agrupació de Penyes Valencianistes, aireando un borrador de asociación que no había sido facilitado a la mayoría de grupos, ni en cuanto a su estructura ni respecto a sus fines últimos.
Es inasumible su ambigüedad, que se traduce en pasividad e inacción. Y resulta desolador su completo desconocimiento de las materias que supuestamente serían objeto la nueva asociación, de la que se erige en vicepresidente.
Pero sobre todo es inasumible seguir soportando los repetidos ataques que el presidente de la Agrupació de Penyes Valencianistes ha lanzado sobre Libertad VCF a cualquiera que le ha querido escuchar y desde la torpeza que supone pensar que sus malas prácticas no acabarían llegando a nuestros oídos.

Resulta penoso y muy significativo constatar que, mientras la urgencia de la situación imperante nos exige dedicar todo el tiempo del que dispongamos a lograr movilizar el 5 % del accionariado para fiscalizar a Meriton, estudiar las vías jurídicas que se puedan explorar y trabajar en alternativas a la gestión de Meriton para un futuro sin ellos, siga habiendo en el entorno valencianista grupos más preocupados por su cuota de poder y dispuestos a maquinar cualquier argucia en beneficio de sus intereses particulares.

El llamamiento que acostumbramos realizar a todos los valencianistas para que actúen y movilicen sus acciones, en esta ocasión, lo enriquecemos con un llamamiento al espíritu crítico. Seamos capaces de valorar los esfuerzos de unos y otros. Seamos capaces, desde una lectura calmada y mesurada de la realidad valencianista, de observar quiénes trabajan incansablemente en múltiples frentes para intentar lograr la supervivencia del Valencia C. F. y quiénes se mueven por otros intereses.

Pero también seamos capaces de dirimir quién lucha desde la frontal oposición contra Meriton por principios y quién tan solo está jugando la baza de arrimarse al árbol que más cobija en cada momento. Recordemos, para vergüenza de quien corresponda, quién hace ahora poco más de un año organizó el vergonzoso “besamanos” del más indigno presidente que ha tenido nuestra entidad. Esa foto es reveladora de lo que ha acontecido en los últimos días. Quitemos las caretas a quienes son también parte del problema.

Por último, seguimos animando a todos los valencianistas a seguir con la lucha. Nuestro club, sus ciento dos años de historia, se encuentra al borde de un precipicio y las posibilidades de caer al abismo son muy altas. Luchemos por nuestro club. Todos los colectivos que muestran una clara oposición a Meriton nos tienen de su lado y dispuestos a ayudarles con nuestro respaldo para aquellas cuestiones en las que lo necesiten, incluyendo, por supuesto, la de proponer acciones legales que requieran del 1 % de la masa accionarial agrupada. Nosotros seguimos trabajando en esta y otras vías. Durante las últimas semanas, se han llevado a cabo acciones, junto a otros colectivos y peñas valencianistas, algunos presentes en la fallida plataforma, en líneas de trabajo muy concretas. Por tanto, nuestra puerta continúa siempre abierta a la colaboración para lograr los objetivos comunes e irrenunciables de liberar al Valencia C. F. y apostar por una democratización real, sea cual sea el máximo accionista del momento.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad