La rehabilitación integral de la sede del Tribunal Superior de la Comunitat comenzará en enero de 2022 con una inversión de 24,3 millones de euros

 La rehabilitación integral de la sede del Tribunal Superior de la Comunitat comenzará en enero de 2022 con una inversión de 24,3 millones de euros

– El proyecto se ha diseñado para que el Palacio de Justicia sea, según Gabriela Bravo, un inmueble funcional y sostenible “sin perder de vista su valor patrimonial y cultural”
– La Real Casa de la Aduana será el primer edificio público que se calefactará mediante una instalación geotérmica, ya que su nivel de protección impide la colocación de placas solares en las cubiertas

Valencia, 3 de diciembre de 2020

Las obras de rehabilitación integral de la sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana empezarán en enero de 2022 con una inversión prevista de 24,3 millones de euros. Así lo ha anunciado este jueves la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, durante la visita al inmueble donde, ahora mismo, se están realizando catas arqueológicas y estructurales de la Real Casa de la Aduana. Estos trabajos son necesarios para evaluar el estado exacto del edificio de forma que se puedan planificar correctamente las obras.

Para la consellera, estas catas son de una “importancia extraordinaria” porque “permitirán un conocimiento exhaustivo del edificio que se incorporará al proyecto de ejecución para impedir retrasos y problemas por déficits de información como ocurrió, por ejemplo, en la restauración del Palacio del Temple”.

La Real Casa de la Aduana, sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana se construyó entre 1758 y 1802 y en 1828 se transformó en fábrica de tabacos. Posteriormente, en 1914, se adaptó para convertirlo en un palacio de Justicia. A lo largo del tiempo se han hecho innumerables intervenciones parciales de todo tipo hasta su declaración como Bien de Interés Cultural, en especial el conjunto escultórico que es obra de Ignacio Vergara, el autor de la portada del Palacio del Marqués de Dos Aguas de València.

Las catas estructurales y arqueológicas empezaron a finales del pasado mes de octubre y, hasta ahora, han permitido reconocer las distribuciones y los falsos techos pertenecientes a la remodelación del edificio llevada a cabo por Vicente Rodríguez a principios del siglo XX para trasformar la instalación fabril en sede de la Audiencia.

Además, se han identificado vigas de madera y revoltones pintados pertenecientes a la época original del edificio construido por Felipe Rubio en la segunda mitad del siglo XVIII, así como forjados de viguetas de hormigón y bovedillas asociados a las actuaciones de Camilo Grau de mitad de siglo XX.

Por otro lado, la intervención está permitiendo valorar con mayor detalle el estado de la antigua estructura de madera, los muros y los problemas de pudrición de las cabezas empotradas de las vigas. Además, se han identificado las intervenciones en los huecos de fachada a la arquitectura interior y que se llevaron a cabo a lo largo del siglo XX.

Estos trabajos de catas, que fueron autorizados por la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, terminarán a finales de enero de 2021 tras una inversión de 220.000 euros. Luego se procederá a la finalización del proyecto de ejecución de forma que el proceso de contratación se pueda llevar a cabo entre mayo y noviembre del año que viene para que las obras se inicien en enero de 2022.

Con un plazo previsto de tres años, la sede del TSJ estará rehabilitada y plenamente operativa a partir del último semestre de 2024.

El proyecto de rehabilitación integral, según Gabriela Bravo, se ha diseñado con una doble perspectiva. Por un lado, hay que adecuar el edificio para que sea “funcional, accesible y sostenible al igual que el resto de los proyectos del Plan de Infraestructuras Judiciales” pero “sin perder de vista su valor patrimonial y cultural”.

Para la consellera, la rehabilitación de la Real Casa de la Aduana “es el proyecto de rehabilitación patrimonial más importante” de cuantos se están llevando a cabo ahora mismo en la Comunitat Valenciana.

Con la rehabilitación del TSJ se recuperará el volumen original del Palacio y se eliminarán elementos añadidos desde hace años que son impropios y no tienen valor histórico ni arquitectónico, ni tampoco función actual. También se revalorizarán los espacios patrimoniales más importantes como los patios interiores, las escaleras, las bóvedas, la Cambra, los salones y los elementos ornamentales. Además, se recuperará el sistema de cubiertas original del edificio, así como el de los patios interiores para mejorar la iluminación y ventilación del inmueble.

Por otra parte, se procederá, además de a la consolidación estructural de todo el edificio, a la mejora de su aislamiento, tanto en sus fachadas, como en las cubiertas, carpinterías y soleras en contacto con el terreno. Se renovará por completo la instalación eléctrica y luminaria, el sistema de detección y protección contra incendios, el de climatización y ventilación y el de saneamiento y distribución de agua.

Además, se instalará un dispositivo de calefacción geotérmica que convertirá a la Real Casa de la Aduana en el primer edificio público con un sistema de estas características, toda vez que no es posible la instalación de placas solares en los tejados dada la protección patrimonial de la que disfruta el inmueble.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad