La mayoría de reclamaciones por la pandemia irá contra la Administración

 La mayoría de reclamaciones por la pandemia irá contra la Administración

València, 22 jun (EFE).- La mayoría de reclamaciones por la pandemia irá dirigida sobre todo contra la Administración y serán interpuestas por particulares, por un mal funcionamiento de los servicios, o por los propios profesionales sanitarios, que se han visto “a los pies de los caballos” y sin medios para ejercer su trabajo.

Así lo estima el presidente de la Asociación de Derecho Sanitario de la Comunitat Valenciana (ADSCV), Carlos Fornes, quien en una entrevista con EFE asegura que están constatando tras la crisis de la COVID-19 un repunte de las agresiones a sanitarios.

RECLAMACIONES TRAS LA PANDEMIA

A su juicio, el “grueso de las reclamaciones”, que previsiblemente se presentarán después del verano, irá contra la Administración y los profesionales sanitarios “tienen que estar relativamente tranquilos” ya que considera que habrá pocas denuncias penales contra ellos y el recorrido de las mismas “será cero”.

“Por primera vez, los pacientes y usuarios hemos visto en qué circunstancias y condiciones trabajan nuestros profesionales sanitarios y con qué medidas cuentan, y salvo temas muy puntuales por ahí no van a ir las reclamaciones”, afirma.

Los sanitarios, según Fornes, “han tenido poco medios y han hecho con ellos lo que han podido, han duplicado horas, doblado las guardias, han hecho un trabajo hasta la extenuación, han sufrido contagios y han puesto en riesgo sus vidas y las de sus familias”.

El mayor foco de reclamaciones “irá contra la Administración, por parte de los usuarios por un mal funcionamiento de lo servicios, y de los profesionales porque no se les ha facilitado los medios para atender en unas mínimas condiciones, no solo a los pacientes sino a ellos mismos”, señala.

Durante los primeros meses no tenían “respiradores, mascarillas ni guantes, se tenían que poner bolsas de basura para poder atender. Se caía el alma al suelo al ver esas imágenes en pleno siglo XXI; eso también tiene connotaciones de cara a la administración política, incluso penales”.

Según Fornes, España es el segundo país con la tasa de contagios de personal sanitario más alta, con un 20 % profesionales afectados por la pandemia: “Eso no puede ser, es una barbaridad”.

Los profesionales sanitarios, explica, se están empezando a movilizar para exigir “lo que deberían tener por derecho en cuanto a horas de trabajo o de salario. Están muy bien los aplausos pero también que tengan un reconocimiento laboral, social y económico y, si se unen y movilizan, creo que la sociedad va a estar apoyándolos totalmente”.

Señala que también les ha llegado alguna denuncia puntual de familias de personas mayores que han fallecido durante la pandemia en las residencias, algunas de las cuales están siendo investigadas de oficio por la Fiscalía para determinar qué protocolos y normas se han seguido.

Fornes recuerda que durante la crisis sanitaria ha habido un mando único y las comunidades autónomas han tenido algunas competencias, pero muy pocas.

AGRESIONES A SANITARIOS

Desde la ADSCV también han notado un repunte de agresiones a profesionales sanitarios, casos muy puntuales porque los pacientes aún tienen reticencias a acudir a urgencias.

“Las agresiones y amenazas están volviendo a aflorar porque la gente está ahora en un estado de nerviosismo exagerado a nivel sanitario, familiar o de trabajo”, indica.

JORNADA MONOGRÁFICA COVID-19

Tras el inicio de la pandemia, la ADSCV decidió suspender el Congreso que tenían previsto celebrar los días 1 y 2 de octubre en la Universidad CEU Cardenal Herrera y se celebrará en el mismo lugar el 20 y 21 de mayo de 2021, y será ese el mes en el que se celebren las próximas ediciones.

No obstante, el 1 de octubre tendrá lugar en el paraninfo del CEU Cardenal Herrera, tanto presencial como virtual, una jornada monográfica relacionada con la crisis de la COVID-19 que será meramente práctica y abordará aspectos como las tendencias y desafíos para la sociedad del futuro, como el uso de la telemedicina.

Según Fornes, las consultas telefónicas han tenido ventajas pero también inconvenientes, porque puede haber errores diagnósticos o que el paciente transmita una cosa y el profesional recoja otra, y eso “puede ser un pequeño foco de reclamación”.

También se abordará el impacto de la COVID-19 en el seguro de responsabilidad, tanto de la Administración como de los profesionales, según Fornes, quien recuerda que, igual que ocurrió con el contagio masivo de Hepatitis C, están detectando que muchas compañías al hacer renovaciones excluyen las reclamaciones relacionadas con la pandemia “porque no saben por dónde va a venir”.

En la jornada también se tratará el papel de los periodistas ante una situación de alarma sanitaria y el de los colegios profesionales ante la pandemia, y se abordará por dónde se espera que puedan llegar las reclamaciones relacionadas con esta crisis.

PREMIOS DE PERIODISMO SANITARIO

La Asociación también ha convocado los cuartos Premios de Periodismo Sanitario, que este año homenajearán la labor de los profesionales de la información durante la crisis de la COVID-19, un “premio justo porque ha sido muy duro”.

“Creo que los periodistas han trabajado en una situación de mucho estrés y como Asociación queremos reconocer esa labor”, ha indicado Fornes, quien ha recordado que se premiarán dos categorías, al mejor trabajo centrado en el tema de la COVID-19 y a la trayectoria profesional.

Fuente: EFE e Intereconomía Valencia

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad