La CEV realiza una valoración negativa de los datos del paro, contratación y afiliación correspondientes al mes de junio

 La CEV realiza una valoración negativa de los datos del paro, contratación y afiliación correspondientes al mes de junio

Valencia, 2 de julio de 2020

Pese a que los datos incorporan un elemento atípico y distorsionador —el colectivo “sin empleo anterior” sube en 14.781 personas para cumplir el requisito de optar a la Oferta Pública de Empleo (OPE) como “auxiliar planes de contingencia playas COVID-19”—, lo cierto es que, descontado este “efecto llamada”, el paro ascendería en la Comunitat a 442.015 personas, 1.498 personas más que en el mes anterior, y este aumento supondría unas subidas equivalentes al 0,34 % en tasa mensual, y el 25,81 % en tasa anual. En ambos casos estas cifras suponen un repunte con respecto a la evolución mostrada en el mes anterior y unas subidas por encima de la media nacional.

Con respecto al análisis, además del citado efecto llamada causado por la OPE, debe tenerse en cuenta que el mes de junio de 2020 ha sido un mes absolutamente atípico, en el que la desescalada se ha efectuado de forma asimétrica entre las distintas Comunidades Autónomas, y un mes en el que el estado de alarma finalizó en el su último tramo (21 de junio). Todo ello añade grados de complejidad en el análisis y la valoración de la variación del paro, la contratación y la afiliación, tanto en su vertiente intermensual como interanual. Por otra parte, no debe olvidarse que las personas que siguen afectadas por los ERTE no están incorporadas en los datos de paro como demandantes de empleo, pero mantienen el alta en la afiliación a la Seguridad Social.

Teniendo en cuenta estas matizaciones, en tasa mensual se denota un repunte del paro con mayor incidencia en las provincias de Valencia y Alicante, y en todas ellas, incluida la de Castellón, por encima de la media nacional. Al contrario de lo que ocurre en media nacional, el paro avanza tanto entre los hombres (3,57 %) como entre las mujeres (3,79 %). Como único dato relativamente positivo destaca la afiliación a la Seguridad Social, que avanza en la Comunitat un 0,25 % en tasa mensual; aunque 0,12 p.p. por debajo de la media nacional (0,37 %).

Análisis provincial:

En tasa mensual, el paro sube en las tres provincias, aunque, descontado el efecto llamada de la OPE, el paro bajaría en la provincia de Castellón. En concreto, descontado dicho efecto, el paro subiría en Valencia un 0,52 %, en Alicante un 0,26 %, y en Castellón bajaría un 0,19 %. En tasa anual, también descontado el efecto llamada, destacaría el aumento del paro en Alicante (29,01 %), y a más distancia Castellón (24,91 %) y Valencia (23,44 %).

Análisis sectorial:

En tasa mensual, por motivos estacionales relacionados con el fin de la recogida de algunas variedades de frutas, en línea con la evolución media del conjunto de España, aumenta el paro en el sector agrícola.

La severidad de los efectos del COVID-19 sobre el sector turístico eleva el paro del sector servicios en las provincias de Alicante y Valencia, que no es compensado con la bajada del paro en la provincia de Castellón. En su conjunto el paro en el sector servicios sube en la Comunitat un 0,41 %, mientras que en media nacional el paro cae en cerca del 1 %.

El sector de la construcción es el sector donde el paro cae con mayor vigor, destacando las provincias de Valencia y Castellón. No obstante, el sector autonómico muestra un menor dinamismo que la media nacional.

Por su parte, en el sector industrial el paro desciende en todas las provincias, destacando la provincia de Alicante. También aquí, tanto a nivel autonómico como provincial, el sector muestra un menor dinamismo que el conjunto nacional.

Finalmente, el colectivo sin empleo anterior, donde el número de parados bajaba en los meses de junio, su análisis debe ser matizado por el mencionado efecto de la OPE.

Fte.: Elaboración propia, a partir de los datos del SEPE

Fte.: Elaboración propia, a partir de los datos del SEPE

Fte.: Seguridad Social

Con estos datos, la CEV insiste en la conveniencia de impulsar un plan de reconstrucción que tenga en cuenta las demandas empresariales, contribuya a reactivar la economía, genere certidumbre y dote a las empresas de la flexibilidad necesaria para mantener el empleo. Al respecto hay que poner en valor que en la Comunitat Valenciana ya han sido desafectadas de los ERTES más del 49% de las personas afectadas, más de 206.709 trabajadores.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad