Isabel Bonig plantea un “presupuesto de legislatura” con medidas concretas para afrontar la crisis

 Isabel Bonig plantea un “presupuesto de legislatura” con medidas concretas para afrontar la crisis

·La presidenta del PPCV tiende la mano a Puig porque el Botànic II “está roto y acabado”

·El presupuesto de legislatura propone test masivos, adelgazamiento de la administración, pago inmediato a los proveedores, ayudas a autónomos y, entre otros puntos, más gestión

·“Tenemos grandes profesionales y un gran sistema público de sanidad, pero ha fallado la falta de previsión, gestión y anticipación del gobierno”

·“Hace falta más coordinación y, en la reconstrucción de la Comunitat Valenciana, tenemos que arrimar todos el hombro”

Valencia, 16 de abril de 2020

La Presidenta del Partido Popular en la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha planteado un presupuesto de legislatura a Puig, con un plan de medidas concreto para afrontar la crisis, “porque es evidente que el Botànic II está roto y acabado”. El plan prevé medidas como la realización de test masivos, adelgazamiento de la administración pública, pago inmediato a proveedores, ayudas a autónomos, a empresas y, entre otros, más gestión.  

Bonig ha señalado que “Puig puede contar con nosotros, con nuestra experiencia, para sacar a esta Comunitat de la crisis pero no nos puede engañar porque conocemos la realidad y hay mucha división interna entre sus socios”.

Isabel Bonig ha tenido un recuerdo, al inicio de la rueda de prensa virtual, para los miles de fallecidos, sus familiares y los profesionales. También ha reiterado su petición a Puig para que declare el luto oficial y las banderas ondeen a media asta en la Comunitat Valenciana con crespón negro.

La líder popular ha indicado que “hemos mostrado un sentido de responsabilidad más que evidente con propuestas con altura de miras. Pese a que la maquinaria de la administración no ha estado siempre a la altura, hemos mantenido una colaboración activa. No ha sido fácil mantener la compostura y la responsabilidad porque se nos han contado muchas medias verdades, muchas mentiras y ha habido improvisación y falta de acción. Es evidente que el virus ha ido por delante de Puig y Sánchez. Pero a partir de ahora, hace falta más coordinación y en la reconstrucción de la Comunitat Valenciana tenemos que actuar todos. Ahora es el momento de arribar el hombro y dejar de enfrentar y dividir”.

Evitar cierre de empresas

Isabel Bonig ha presentado un paquete de medidas “para evitar que se cierren empresas, que haya despidos, parálisis en la acción económica y agujeros económicos irreversibles. Son medidas de aplicación inmediata pero que, para ser efectivas, requieren ser prolongadas en el tiempo”.

La presidenta del PP ha tendido la mano a Puig “porque el virus ha demostrado que la legislatura está agotada y acabada. Si algo ha demostrado este virus es que el Botanic II está roto, con un Consell enfrentado, sin coordinación, sin acción de gobierno, sin iniciativas y donde prima el sectarismo ideológico más que la gestión. Eso tiene repercusiones en la vida y economía de las personas”.

Plan de legislatura

Bonig ha propuesto a Puig “un presupuesto de legislatura. En primer lugar para reactivar la economía hay que hacer test masivos a toda la población. Tenemos que proteger a los profesionales de la sanidad, pero también a los sectores del ámbito social, en la educación y en la economía”.

“En segundo lugar reducir la administración. No se puede consentir subir impuestos. Hay que crear empleo y una administración ágil y eficaz acorde a los tiempos. No podemos tener 330 asesores y un sector público y una administración que ha crecido un 35% en cinco años. Hay que reducir un 30% para sacar 1.200 millones de euros en esta primera fase”.

Otras medidas concretas del plan son “poner en marcha un plan de choque sociosanitario post-coronavirus, porque cuando se estabilice el coronavirus hay que volver a la normalidad sanitaria. Crear un cluster sanitario de colaboración publico-privada que pueda investigar y sea pionero porque tenemos infraestructuras y personal. Incremento de la cobertura de la renta valenciana de inclusión que solo llega al 3% de la población necesitada y tiene una media de nueve meses para cobrar. Modificación del 0,7% del IRPF para que el dinero a fines sociales se destine a cubrir los gastos extras en residencias y organizaciones sociales. Un Plan para acabar con la brecha digital en educación. Rebaja en la matricula a los universitarios. Plan de refuerzo extraordinario en los juzgados para que no sufran aún más atascos”.

También contiene “ayudas a las autónomos porque las aprobadas por Puig solo llegan a 32.000 de los 352.000 autónomos que hay en la Comunitat. La cuota a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos  será asumida por la Generalitat Valenciana por un plazo de 3 meses. Crear incentivos para la nueva contratación; incrementar en 5 millones la partida para cubrir el 80% de los seguros agrarios, ganadería y pesca durante dos años. Recuperación de las ayudas a la industria que se incremente en 70 millones para incluir a todos los sectores y acoja a la pequeña y mediana empresa. También establecer un plan de pago inmediato a todos los proveedores porque las empresas necesitan liquidez. Puig cerró 2019 con más de 2.500 millones de euros pendientes de pago. Hay que pagar lo que se debe a las empresas”.

Falta de gestión con las residencias y sanitarios

Isabel Bonig, a preguntas de los periodistas, ha señalado que “Oltra y Puig tendrán que dar información sobre la gestión de las residencias. Tenemos grandes profesionales y un gran sistema público de sanidad pero lo que ha fallado es la falta de previsión, gestión y anticipo del gobierno. La falta de material ha hecho que mucha gente esté contagiada. No queremos que nos vuelva a pasar, por eso le ofrecemos apoyo”.   

Bonig ha indicado que “soy más leal con Puig que sus propios socios pero la lealtad debería ser bidireccional. Le ofrezco a Puig, como ha hecho Casado con Sánchez, un pacto. Me hubiese gustado mayor comunicación y que hubiese aceptado medidas que le propusimos desde el principio. Ya que se han demostrado incapaces de gestionar, le tiendo la mano para ese presupuesto de legislatura que, con sus socios actuales, es difícil que lleguen al final de legislatura. No entiendo por qué las Cortes no se pueden abrir y mantener sesiones de control como en Madrid con todas las garantías”.

Por último, Isabel Bonig ha tenido un reconocimiento hacia el sindicato médico, a CSIF, SATSE, colegios profesionales y sociedades científicas que están defendiendo a sus colectivos. “Están haciendo una labor de denuncias que otros sindicatos no hacen. El PP les estará apoyando. Nosotros exigiremos responsabilidades políticas y queremos que se conozca toda la verdad porque vemos mucha opacidad y contradicción en los datos. Hay un dato objetivo: el gobierno valenciano no suministró material necesario a los profesionales”.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad