FVET apela a la colaboración de los titulares de los centros, terminales e instalaciones de carga y descarga de mercancías con los transportistas

 FVET apela a la colaboración de los titulares de los centros, terminales e instalaciones de carga y descarga de mercancías con los transportistas

Valencia, 18 de marzo de 2020

Como consecuencia de la crisis del coronavirus y el “estado de alarma”
decretado recientemente en España, las actividades relacionadas con el
movimiento y transporte de las mercancías están viviendo durante estos
días circunstancias complejas que afectan por igual a todas las personas
que intervienen en ellas.

Para todos, conductores profesionales y personal que presta servicio en
las instalaciones de carga y descarga, el trabajo se ve envuelto en un
clima intenso de preocupación y tensión por los riesgos para la salud y
por incertidumbres de toda índole, al que se añade la presión propia de
suministros que se consideran urgentes, importantes o, cuando menos,
necesarios.

En este contexto, los conductores de camión, por la propia naturaleza de
su labor, viajan constantemente de unos puntos a otros y se ven
necesariamente obligados a numerosas interacciones con otras personas
(en ruta durante las paradas, en los puntos de carga, en los de
descarga, en las entradas y salidas de polígonos y empresas, comercios,
etc.) por lo que obviamente deben ser considerados como un colectivo que
requiere una especial protección.   Las empresas de transporte deberían
estar capacitadas para hacerles entrega a sus conductores, no sólo de
protocolos de actuación personal, sino de los elementos como mascarillas
o geles de desinfección, guantes desechables etc. que sean necesarios
para preservarles tanto del contagio como de la diseminación del virus.

Sin embargo, nuestras empresas están teniendo enormes dificultades,
cuando no la imposibilidad total, de encontrar estos elementos en
cantidades mínimamente útiles para dotar a sus plantillas de
conductores. Si ya es motivo de preocupación para las empresas de
transporte no poder facilitar esta dotación completa a sus conductores,
lo que provoca todavía mayor tensión es la creciente exigencia de muchos
de sus clientes y titulares de las instalaciones de carga y descarga de
que se disponga por parte del conductor de todo ese equipamiento o se le
niega la entrada al recinto.

Por nuestra parte estamos solicitando a las autoridades su intervención
para poder disponer de dichos elementos, a la vista de la imposibilidad
de obtenerlos por nuestros propios medios a través de los puntos de
suministro a nuestro alcance, pero lo cierto es que esa situación no
está resuelta y, mientras tanto, es imprescindible la colaboración de
los titulares de los centros, terminales e instalaciones de carga y
descarga de mercancías para facilitar el trabajo de todos y, tomando las
medidas de protección que sean imprescindibles en función de las
indicaciones del Ministerio de Sanidad (alejamiento y distancia entre
personas, medidas higiénicas básicas, etc.) que se pueda autorizar el
acceso y ubicación de los vehículos en el interior de las instalaciones
para proceder a su carga y descarga.

Necesitamos esa comprensión y complicidad de clientes y
cargadores/descargadores con este grave problema que no está pudiendo
solucionarse y, sobre todo, una colaboración imprescindible para que los
suministros y aprovisionamientos de mercancías puedan llevarse a término
garantizando la salud de las personas, pero sin plantear exigencias
imposibles ni generar todavía mayores tensiones. Es un compromiso y una
obligación que nos incumbe a todos.

Artículos relacionados