El PP denuncia que el plan Especial de Blasco Ibáñez constituye un traje a medida de la Universitat para dar carta blanca a los derribos en la Escuela de Agrónomos

 El PP denuncia que el plan Especial de Blasco Ibáñez constituye un traje a medida de la Universitat para dar carta blanca a los derribos en la Escuela de Agrónomos
  • Los populares insisten en que están completamente a favor de que se amplíe el hospital Clínico, pero remarcan que “el derribo de la nave trasera de la Escuela de Agrónomos se hizo sin seguridad jurídica, sin estudios sobre su valor patrimonial y sin pedir informes a los organismos consultivos en materia de cultura como son el Consell Valencia de Cultura y la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos”
  • El PP advierte que ”si Agrónomos forma parte de un conjunto inseparable, como ha quedado de manifiesto, todos los edificios que comprende deberían tener la misma protección patrimonial, en lugar de quedar excluidos algunos de ellos del Plan Especial de Blasco Ibáñez”.

Valencia, 29 de enero de 2021

El concejal del Grupo Popular, Giner Corell, se ha pronunciado hoy sobre el Plan Especial del Protección de los edificios universitarios de Blasco Ibáñez, en el que se excluye de su ámbito de protección a la antigua Escuela de Ingenieros Técnicos Agrícolas (EUITA), señalando que “el plan constituye un traje a medida para blanquear las últimas actuaciones de derribo, acometidas sin los informes preceptivos, y para dar carta blanca a la Generalitat con el proyecto de ampliación del Hospital Clínico”.

Para Giner Corell, con esta omisión, “la Universidad de Valencia incumple los compromisos adquiridos en el proceso de redacción del Catálogo de Espacios y Bienes Protegidos del Ayuntamiento de Valencia y, en concreto, la Resolución de aprobación definitiva de 20 de febrero de 2015, en la que no se objetaba la pertinencia de los entornos de protección recogidos en cada una de las fichas de los edificios universitarios de Blasco Ibáñez, que, en el caso de Agrónomos, incluía al antiguo edificio de la EUITA”.

Los populares han recordado también que, según la memoria del proyecto de ampliación del Clínico (p. 18), “el edificio forma parte del conjunto edificado dentro del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del Ayuntamiento de Valencia (pendiente de tramitación definitiva), estando catalogado como Bien de Relevancia Local con la categoría de Monumento de Interés Local, si bien la ficha correspondiente no se refiere específicamente al edificio de la EUITA”, aunque incluye una fotografía del mismo y extiende la protección patrimonial a todo el conjunto arquitectónico.

El Plan Especial tampoco determina normativamente los valores patrimoniales del entorno de la antigua Escuela de Agrónomos, catalogada como Bien de Relevancia Local. Precisamente, la ausencia de este instrumento de detalle sirvió de coartada el pasado mes de diciembre a la Dirección General de Patrimonio para autorizar la demolición de las naves traseras de Agrónomos, a pesar de que la memoria técnica del proyecto de ampliación del Hospital Clínico asumía la autoría, la unidad y la contemporaneidad en el tiempo de todo el conjunto (pág. 10), constatándose también en los planos del proyecto original de la EUITA incluidos en el Plan Especial

Al excluir deliberadamente el antiguo edificio de EUITA, el Plan Especial tampoco da respuesta a la segunda cautela recogida en el último informe de la Dirección General de Patrimonio, en que, a diferencia de su anterior escrito, se condicionaba la concesión de la licencia de obras de derribo de las edificaciones de la planta baja anexas al antiguo edificio de la EUITA, solicitada el pasado 21 de diciembre, “a la realización de un estudio técnico patrimonial de los valores culturales y arquitectónicos que presenta el inmueble”, dejando en el limbo esta cuestión.

Igualmente, ha destacado Giner Corell, “nos sorprende que la Universidad de Valencia se autoenmiende a sí  misma incluyendo dentro del régimen de intervención de las fichas de los edificios universitarios protegidos de Blasco Ibáñez la obligación de recuperar los elementos patrimoniales originales mediante la eliminación de los elementos impropios añadidos”. Una obligación que no aparecía en la anterior versión de las fichas y con la que se viene a censurar ahora actuaciones impulsadas en el pasado a instancias de propia Universidad de Valencia “en las que, por desgracia, se alteraron gravemente la volumetría de algunos de estos edificios”.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad