“El fallero” por Juanfran Barberá

 “El fallero” por Juanfran Barberá

Artículo de opinión- Juanfran Barberá

“Triunfar en la vida no es ganar, es levantarse y volver a empezar cada vez que uno cae” Pepe Mújica en su último discurso en el que dejaba la política, esgrimió esta frase llena de sentido tanto a niveles personales como colectivos.

Levantarse y volver a empezar cada vez que uno cae no es fácil en los tiempos que vivimos, con confinamientos, restricciones y ahora toques de queda y nuevas medidas. El sector festivo en uno de los más perjudicados por la inmediatez de sus fiestas y sobre todo por los agentes que intervienen en ellas. 

Y de lo que menos escucho y leo es la posición en la que queda el fallero de base, el que paga la cuota y las comisiones a las que representan. El mismo que paga la falla, la lotería, se hace un traje en las tiendas de indumentaria o pone su dinerito para tener una buena mascletá. De eso poco se habla, o no se quiere hablar…en cambio de los problemas de los agentes que rodean a la fiesta somos sabedores de primera mano con comunicados, contra comunicados, fotos y demás maneras de llamar la atención…totalmente lícita pero moralmente patológica. Y ahí queda él, el fallero. Desamparado ante tanta norma y restricción, y reinventándose cada dos por tres porque lo que hoy es rojo, mañana es amarillo o pasado vaya usted a saber. Seguimos sin saber, sin actuar y titulares como “trabajamos en plan a, b, c o d” no ayudan a nada, no porque no se trabaje que eso está genial, sino porque el día a día dicta que la improvisación está a la orden del día. 

Y mientras seguimos con la política, esa que da de comer a unos pocos a costa de los impuestos de otros muchos…Toque de queda en Valencia: el Ayuntamiento no descarta celebrar las Fallas pese al estado de alarma…Ribó apunta que dependerá de la evolución del coronavirus, pero precisa que «la voluntad, si es posible, es tirar adelante» y mientras El Ayuntamiento de València pedirá a Hacienda el IVA reducido a la indumentaria y orfebrería y se dan subvenciones a los sectores…el que paga, el que pone el dinero, sigue desamparado y sin un horizonte claro. Sigamos las recomendaciones, sigamos trabajando para tener fallas…pero acuérdense del fallero… no solo para que les voten como ciudadano…sino como el verdadero patrocinador de la fiesta.

Artículos relacionados