CSIF alerta de las precarias condiciones laborales del colectivo de técnicos de emergencias sanitarias y reclama mejoras

 CSIF alerta de las precarias condiciones laborales del colectivo de técnicos de emergencias sanitarias y reclama mejoras

El sindicato exige bases más amplias, mascarillas FFP2, EPIs o un refuerzo de la actual plantilla

Valencia, 28 de enero de 2021

El sindicato CSIF alerta de las precarias condiciones laborales que sufre el colectivo de técnicos de emergencias sanitarias, que agrupa a alrededor de un millar de profesionales en la Comunidad Valenciana. La central sindical reclama la dotación diaria de mascarillas FFP2, bases más amplias y un incremento de personal.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que, a pesar de “la experiencia y solvencia demostradas” por estos profesionales, no solamente no han sido incluidos en el grupo 2 para la vacunación ni han percibido la paga adicional por estar en primera línea entre marzo y junio, sino que tampoco reciben medios de protección básicos, como mascarillas FFP2 diarias.

El sindicato señala que “con la pandemia se han agravado problemas ya existentes anteriormente, como las diminutas bases desde las que desarrollan su labor. En algunos casos disponen de cuarto de baño de centro de salud reconvertido o incluso carecen de él. Además, han sido instalados  en salas de hospital de apenas 15 metros cuadrados y sin ventilación destinadas a equipos que, en conjunto, suman  20 trabajadores. Se trata de locales que no cumplen con las medidas mínimas de distanciamiento social”

CSIF continúa relatando que “también escasean las duchas y taquillas, factores que se agradecerían después de 12 horas de trabajo. A esta circunstancia se añade, por ejemplo, el no saber cuándo y dónde vas a poder comer porque se ha convertido en rutina hacerlo sobre las cinco de la tarde, y si puedes en 20 minutos mejor que en 30”.

La central sindical recalca igualmente la falta de medidas de prevención. “Estos profesionales están recibiendo en muchos casos una sola mascarilla FFP2 para sus cinco o seis días semanales de trabajo. También faltan equipos de protección individual”. CSIF, además de más protección, exige “unidades de refuerzo ante la carga de trabajo existente. La única solución a la que recurren consiste en trasladar unidades de municipios de la provincia, como Cheste o Gestalgar, a Valencia, con lo que provocan así un déficit de medios en distintas poblaciones más alejadas de los centros hospitalarios”. A todo ello se añade el problema crónico del no reconocimiento profesional, por parte de Conselleria de Sanitat, de la categoría de técnico en emergencias sanitarias.

CSIF exige con urgencia más medios de protección, una ubicación en bases de mayor amplitud y un incremento de personal y de recursos para unos profesionales que “están en primera línea de batalla contra el virus en esta pandemia y todavía no saben cuándo serán vacunados”.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad