Cs propone hacer un diagnóstico del arbolado y prever el riesgo de caídas elaborando un Plan Director

 Cs propone hacer un diagnóstico del arbolado y prever el riesgo de caídas elaborando un Plan Director

• El portavoz de Cs, Fernando Giner, afirma que “es esencial hacer un análisis y protocolizar la gestión sobre el arbolado de la ciudad”

Valencia, 8 de septiembre de 2020. 

El portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner ha anunciado que pedirá en la próxima Comisión de Ecología Urbana la elaboración de un Plan Director del Arbolado e incluir en el mismo un protocolo de gestión de riesgos del arbolado para, entre otras cosas, poder diagnosticar su estado y prever caídas.

“El ayuntamiento debe gestionar el arbolado de las calles de Valencia, protegiéndolo y planificando cualquier aspecto que le pueda afectar, desde cómo gestionar los riesgos de caídas, las podas, las posibles presencias de enfermedades o las futuras renovaciones”, ha declarado el portavoz naranja, quien insiste en que “otras ciudades como Barcelona, Málaga, Sevilla o Madrid disponen de planes directores del arbolado e incluyen protocolos de riesgo”. “La calidad de vida de una ciudad se mide también por el estado de su patrimonio arboleo“, ha añadido.

Giner ha hecho hincapié en que “estamos preocupados ante la llegada del otoño, y el comienzo de las lluvias y de vientos”, ya que “existe una sensación de abandono del arbolado y de riesgo para los viandantes con caídas de ramas o ejemplares enteros, como sucedió el pasado lunes en la calle José María de Haro con varias ramas de importantes dimensiones o lo sucedido hace justo un año en los Jardines de Monforte, en la av. Jacinto Benavente, Conde de Altea o Reino de Valencia”.

Para concluir, el portavoz Giner ha indicado que “es importante que la gestión del arbolado tenga unas directrices claras y escritas para su mantenimiento y las acciones que se deben realizar con él”. En este sentido, ha considerado que “no es aceptable que, en la tercera capital de España, con un patrimonio de 125.000 árboles, las decisiones de poda, arranques o renovaciones sean fruto de decisiones del concejal de turno y no de un plan plurianual reconocible por todos”. “Los vecinos están insatisfechos con la gestión del arbolado”, ha concluido.

Artículos relacionados