Climent (PP) denuncia la falta de previsión de Ribó por no reparar los efectos de los temporales de invierno en las playas sur de la ciudad

 Climent (PP) denuncia la falta de previsión de Ribó por no reparar los efectos de los temporales de invierno en las playas sur de la ciudad
  • En las playas del Saler no se ha invertido ni un euro en la reparación de los daños provocados por los temporales de este invierno
  • Los populares denuncian que no se han invertido el medio millón de euros destinados a reparar los daños del temporal
  • Climent pide que este verano se intensifiquen los controles realizados a las infraestructuras de la red de saneamiento y a la calidad de las aguas de las playas de la ciudad

Valencia, 7 de junio de 2020

Las concejalas del Grupo Popular Municipal, Julia Climent y Paula LLobet, tras visitar el litoral de la ciudad de Valencia, han denunciado la falta de previsión del Gobierno de Ribó y especialmente del concejal de playas Grezzi que sigue sin tener listas y preparadas las playas de Valencia semanas después de su reapertura. Los efectos de los daños del temporal de este invierno aún son visibles en muchas de las playas, especialmente en las del sur de la ciudad, sin que haya habido actuación municipal.

En la arena de las playas de El Saler, ha señalado las ediles populares, “nos hemos encontrado con obstáculos de todo tipo, y algunos puesto de la Cruz Roja están todavía sin cubrir con socorristas”.

Las dos concejalas del PP han visitado igualmente el núcleo residencial de la Cashbah, junto a la presidenta de la Asociación de Vecinos de la playa de El Saler, Ana Gradolí, y demás miembros de su directiva.

La falta de inversiones tras los temporales y de mantenimiento es una realidad en las playas de el sur de la ciudad de Valencia, donde se encuentra toda la zona de arena abandonada y donde no se han colocado todavía las pasarelas para acceder cuando se anunció una doble pasarela en todas las playas de la ciudad.

Hemos detectado suciedad generalizada en todas las playas visitadas, con presencia de tuberías, troncos, cañas, hierros, material de obra, azulejos y boyas de playa. alta de puesta a punto de algunas de las duchas, con platos de ducha completamente inutilizados y cubiertos por la arena, así como falta de vigilancia y juegos infantiles no acordonados en la Playa de Els Ferros”, explicó Climent.

Entre los problemas detectados en la Cashbah: “deficiente firme en el aparcamiento de la plaza principal, problemas de accesibilidad para las personas con movilidad reducida, falta de balizamiento en las dunas, desprendimientos en el mirador y presencia de graffitis”.

Los populares ya presentaron una moción donde pedían que se pusiera en marcha una adecuación de las playas ante la inminente reapertura, para que estuvieran listas para la llegada de turistas ofreciendo la mejor cara y más segura. “Sin embargo, tras visitar las diferentes playas nos encontramos esta falta de previsión del Gobierno municipal con imágenes que nada tienen que ver con unas playas listas y seguras”, explicó la concejal Julia Climent.

La concejal del Grupo Popular, Julia Climent, también pidió en la comisión informativa de Ecología Urbana  Cambio Climático que “se incrementen e intensifiquen los controles realizados a las infraestructuras de la red de saneamiento y a la calidad de las aguas de las playas de la ciudad.

Climent planteaba que “el Ayuntamiento de Valencia, a través de las delegaciones implicadas en la gestión de las playas, actúe con la máxima coordinación y la previsión necesaria, a fin de garantizar que en la presente temporada estival no se vuelvan a producir el cierre de las playas de Valencia, como ocurrió el pasado verano”.

En la Moción del PP también se propone instar a la Generalitat Valenciana a evitar la instalación de cloradoras, como medida de desinfección de las aguas, debido a los efectos negativos que esta medida pudiera acarrea contra el Medio Ambiente.

El pasado verano, ha recordado, “asistimos, a lo largo de todo el periodo estival, a un hecho lamentable en nuestra ciudad, hasta en cuatro ocasiones se cerraron al público las playas del término municipal de Valencia debido a la contaminación de las aguas por bacterias fecales E.coli”.

Los cierres de las playas, ha señalado Climent, “tuvieron una incidencia muy negativa en los profesionales de la hostelería y el turismo, un sector que ya arrastraba las perdidas ocasionados por los temporales previos al verano pasado, y con el cierre de sus establecimientos por la crisis sanitaria, necesita, más que nunca, que las playas estén limpias y preparadas para el disfrute de los bañistas y para la recuperación de la economía”.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad