Catalá recalca que Ribó y el PSPV siguen pagando facturas sin presupuesto al mantener más de una veintena de contratas con la adjudicación caducada

 Catalá recalca que Ribó y el PSPV siguen pagando facturas sin presupuesto al mantener más de una veintena de contratas con la adjudicación caducada
  • Ribó y el PSPV llevan pagados en 2020 más de 11 millones de facturas en los cajones sin contrato
  • El pago de facturas sin cobertura presupuestaria “es consecuencia de la mala gestión del gobierno municipal, porque muchas de ellas corresponden a gastos que se repiten en los últimos cinco años y se debería haber regularizado con concursos públicos  añadiéndolo en el presupuesto como partida de gasto”. 
  • Un ejemplo de esta mala praxis en la gestión es el pago de más de 300.000 euros en facturas, sin contrato y presupuesto, por la seguridad de las obras paralizadas de la Escuela Infantil de Orriols durante cuatro años.

Valencia, 30 de noviembre de 2020

El pago de facturas sin contrato (las llamadas facturas en los cajones) “es un práctica demasiado habitual en el gobierno de Ribó y el PSPV, cuando debería ser utilizada tan solo de manera excepcional”, ha declarado la portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, después de que el Ayuntamiento aprobara el último mes la 6ª Relación de Expedientes extrajudiciales de Crédito.

En lo que llevamos de año se han pagado por este procedimiento administrativo: 11.046.540,31 €, principalmente a través del abono de facturas de servicios y obras que no cuentan con asignación presupuestaria en las áreas de Servicios Sociales, Movilidad, Bienestar Animal, Educación, Punto de Encuentro Familiar, seguridad obras etc.

Al respecto, Catalá ha señalado que “muchos de los gastos que se pagan sin contrato, por reconocimiento extrajudicial de crédito, se repiten constantemente en los últimos cuatro años, por lo que es inasumible que desde el gobierno de Ribó pretendan justificarlos diciendo que tienen carácter excepcional, y cuando debían haber resuelto esta irregularidad, en muchos de estos casos, convocando el correspondiente concurso público”.

Una proporción importante de las facturas en los cajones se generan por la veintena de contratas que Ribó y el PSPV mantienen sin cobertura contractual después de acabado el tiempo de adjudicación y las prórrogas correspondientes. También corresponden a prestaciones de servicio y suministros que se ordenaron en su momento sin la previa contratación, sin dotación presupuestaria y con ausencia de expediente administrativo como obliga la Ley.

Un ejemplo de esta mala praxis en la gestión es el pago de más de 300.000 euros en facturas, sin contrato y presupuesto, por la seguridad de las obras paralizadas de la Escuela Infantil de Orriols durante cuatro años.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad