Catalá (PP): “Ribó está haciendo las obras en Colón y la plaza del Ayuntamiento con confinamiento y alevosía”

 Catalá (PP): “Ribó está haciendo las obras en Colón y la plaza del  Ayuntamiento con confinamiento y alevosía”
  • El PP pide que los más de 300.000 euros que el gobierno de Ribó y el PSPV  va a gastar en bolardos y maceteros  para remodelar las líneas de la EMT y las obras en la plaza del Ayuntamiento y la calle Colón se dediquen a ayudar a más de 100 autónomos y pymes o a la compra de más de 3.100 mascarillas para proteger a los ciudadnos y test.
  • Destaca que estas obras convertirán la calle Colón en una estación de autobuses al aire libre por la que pasarán a diario más 800 buses.  “Unas obras que se están haciendo de tapadillo, sin contar con el consenso de vecinos y comerciantes, que ahora mismo están confinados y preocupados en cómo podrán abrir las persianas de sus establecimientos”
  • Catalá reitera que “el Partido Popular de Valencia no está en contra de las peatonalizaciones, pero exigimos que se hagan en un momento más oportuno, con la aprobación vecinal y de los comerciantes y con todos los informes municipales preceptivos, incluidos los de la Policía Local”.
  • La concejal popular, Paula Llobet, pregunta qué comisión o qué servicio municipal ha autorizado el inicio de las obras en la calle Colón aprovechando el estado de alarma.

Valencia, 30 de abril de 2020

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha interpelado hoy al alcalde Joan Ribó en el Pleno para que se paralicen las obras iniciadas en la calle Colón y plaza del Ayuntamiento y se dedique el presupuesto de esta actuación para ayudar a pymes y comercios, o para comprar mascarillas y test.

Catalá ha insistido en que el Ayuntamiento, en el momento actual de crisis sanitaria por el COVID-19, “destine todos sus recursos presupuestarios a inversiones productivas, como puede ser por ejemplo la recuperación del litoral y playas de Valencia, y no a inversiones improductivas como los 300.000 que se van a gastar en la calle Colón y plaza del Ayuntamiento.

La primera medida de prevención que debe tomar un alcalde para proteger a sus vecinos, tal y como recomienda la OMS y están haciendo otros grandes Ayuntamientos de España, ha afirmado la portavoz popular, “es  adquirir EPIs de protección, mascarillas y test”. Por ello, Catalá ha insistido en pedir a Ribó que dedique los 300.000€ que va a gastar en Colón y plaza del Ayuntamiento en dotar a la población de Valencia de estos elementos de prevención y protección.

Ha reiterado que “el Partido Popular de Valencia no está en contra de las peatonalizaciones, pero exigimos que se hagan con todos los informes municipales preceptivos, incluidos los de la Policía Local y Servicios de Emergencias, y con el consenso de vecinos, comerciantes y todas los personas y entidades afectadas”.

El PP defendió en la comisión de Desarrollo Urbano de esta semana que esta actuación urbanística, a la que está vinculada una remodelación de líneas de la EMT, “se paralizara hasta tener el consenso de vecinos, comerciantes y todos los agentes afectados y cuenten con los informes técnicos municipales necesarios y preceptivos en cualquier obra municipal”.

Para Catalá, aprovechar la situación actual de confinamiento para poner en marcha estas obras, demuestra que el gobierno del Ayuntamiento actúa de espaldas a la ciudadanía. “Si tuviéramos que darle una tipología penal, diríamos que Ribó y el PSPV están haciendo estas obras con confinamiento y alevosía”.

“El PP está desacuerdo en los tiempos, en el modo y en las formas con que está actuando el gobierno de Ribó con respecto a estas obras, porque los tiempos no son propicios, el modo es totalitario y las formas son de tapadillo y con alevosía”, ha destacado.

Este cambio en las líneas de la EMT modifica el itinerario y recorrido de más de 15 líneas que tenían paradas en la Plaza del Ayuntamiento, que va a ser peatonalizada de forma provisional –urbanización blanda la llaman algunos- con postes, banderolas y maceteros dejando únicamente un carril de circulación por la parte este de la Plaza. Además, este cambio supone la transformación de la calle Colón -principal arteria comercial de Valencia-, con dos carriles para el transporte público, dejando un solo carril de circulación para vehículos privados y la prohibición de acceso a esta vía comercial desde la Porta de la Mar, con el consiguiente incremento de tráfico en las calles adyacentes, y en determinadas franjas horarias colapsos y retenciones

Artículos relacionados