Barrachina: “Sánchez debe indemnizar a los agricultores valencianos por dejarlos indefensos frente al ‘Cotonet’ con 113 millones perdidos”

 Barrachina: “Sánchez debe indemnizar a los agricultores valencianos por dejarlos indefensos frente al ‘Cotonet’ con 113 millones perdidos”
·“Todos los productores merecen ser indemnizados por la negligencia ministerial, que supone no haber solicitado la autorización europea para continuar con el método convencional de lucha contra la plaga”

·El PP propone una batería de medidas para frenar la plaga ante el abandono de Sánchez y la dejadez del Consell

·Pide la comparecencia de la consellera Mireia Molla “desaparecida mientras nuestros campos lloran plagas y pérdidas”

Valencia, 30 de junio de 2020

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Miguel Barrachina ha señalado que el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez debe indemnizar a los agricultores valencianos por dejarlos indefensos frente al “Cotonet” con 113 millones perdidos.

“La incapacidad del Gobierno de España para pedir, como ha hecho Italia, un tratamiento excepcional para poder combatir la plaga del Cotonet de les Valls ha provocado dos cosas: pérdidas irreparables para nuestros agricultores y la extensión de una plaga minimizada en todo momento por el Gobierno valenciano”, ha señalado.

Por todo ello, reclamamos una “merecida indemnización y que todos los tratamientos alternativos se aceleren para que en próximas campañas nuestros agricultores tengan algún remedio para combatir esta plaga”      

En esta línea, el GPP ha presentado una  iniciativa en Les Corts con una batería de medidas para frenar la plaga que pasan por para reclamar al Gobierno central de Pedro Sánchez que pida a la UE con carácter urgente y extraordinario el uso de clorpirifos o los metil-clorpirifos para luchar contra la plaga y acelerar al máximo los trámites para autorizar y permitir el desarrollo de los tratamientos alternativos.

Además, insta al Consell a solicitar al Ministerio indemnizaciones económicas para los productores por “la negligencia ministerial que supone no haber solicitado la autorización europea para continuar con el método convencional de lucha contra esta plaga”.

Comparecencia de la consellera “desaparecida” mientras el campo “llora plagas y pérdidas

Barrachina también ha solicitado la comparecencia de la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Molla “desaparecida en momentos tan duros, escondida mientras el campo valencianos y nuestros agricultores lloran plagas y pérdidas”.

Así mismo, el PPCV ha reclamado a la conselleria que apruebe una línea de ayudas complementaria a la que pudiera establecer el Gobierno central para paliar los daños causados por esta plaga. Además, ha solicitado que se dediquen todos los recursos para hacer viable la alternativa biológica a los insecticidas prohibidos, entre ellos que se impulse el uso de trampas de atracción y muerte de Delotococcus Aberiae y que en los insectarios del Servicio de Plagas se crie de forma masiva el parásito del cotonet.

Barrachina ha señalado que el ‘Cotonet de Les Valls’, ha sido una amenaza para nuestros cítricos desde que se detectó por primera vez en 2008, pero el uso de plaguicidas lo había combatido eficazmente hasta este año. Sin embargo, ha añadido, “se ha convertido en una plaga devastadora para los cítricos y el caqui, pero que se va a extender a otros cultivos, de forma que para la próxima campaña 2020-2021 va a inutilizar la práctica totalidad de la cosecha en la mayor parte del territorio de la Comunitat Valenciana, especialmente en el Norte de la provincia de Valencia y el Sur de la de Castellón”.

Así, ha señalado que el daño estimado hasta la fecha para el sector citrícola en esta campaña 2020/21, superará los 113 millones de euros en pérdidas directas, de ellos casi 80 en la provincia más dañada, la de Castellón, más de 30 millones en la de Valencia y casi 4 en Alicante. Tanto es así que en la comarca de la Plana Baixa, una de las de mayor cantidad y de calidad de producción mundial, el daño supera ya el 60% de la cosecha de clementinas.

Barrachina ha recordado que la UE eliminó dos de los fitosanitarios permitidos y más usados y, sin embargo, ambos (clorpirifos o metil-pirifos) son de uso común en otros países productores de cítricos, donde esos tratamientos están permitidos y resultan muy eficaces contra esa plaga.

“Lo injusto de la situación es que, pese a estar prohibidos los tratamientos en la Unión Europea, no existen barreras de acceso a los cítricos producidos en otros países que hayan sido sometidos a esos tratamientos, con lo que se obtiene una desventaja competitiva insalvable para los cítricos españoles”, ha explicado.

“Los tratamientos sustitutivos frente a la plaga, hasta el momento, o son ineficaces o no están desarrollados y listos para ser aplicados, por lo que, salvo intervención inmediata, es previsible una continua expansión de la plaga y una debacle en la producción en las próximas campañas” ha advertido el portavoz adjunto.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad