Alianza de las patronales de Aragón, Cataluña y la Comunitat en defensa de infraestructura para sus territorios

 Alianza de las patronales de Aragón, Cataluña y la Comunitat en defensa de infraestructura para sus territorios

Denuncian que  en sus territorios durante 2018 sólo se ejecuto el 20,7% de la inversión pública regionalizable

La unión hace la fuerza. Al menos, esa es la opinión de los máximos responsables de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Foment del Treball y la Confederación de Empresarios de Aragón (CEOE Aragón) que han celebrado este jueves un encuentro en Benicarló en el que han reivindicado aquellas infraestructuras comunes que consideran estratégicas para seguir siendo competitivos.

Durante el encuentro , los presidentes de las tres organizaciones, Salvador Navarro, presidente de la CEV, Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball, y Ricardo Mur, presidente de CEOE Aragón, han pedido que el grado de inversión en infraestructuras vaya acorde al peso que representan las tres comunidades a nivel nacional.  Según han denunciado, durante el año 2018, último año con datos disponibles, se ejecutó por la administración central en las tres comunidades únicamente el 20,7% de la inversión pública regionalizable.

Este dato contrasta con los casi 14 millones de habitantes de la Comunitat Valenciana, Cataluña y Aragón, que representan el 30% de la población total del país y el 30% del total de población activa —6.993.400 personas.  El 32% del total de las empresas del país están situadas en su territorio y su aportación al PIB nacional llega al 31% del total. Además, el 41% del total de importaciones y exportaciones españolas tienen origen o destino en estas tres comunidades.

El presidente la CEV, Salvador Navarro, ha hecho hincapié en la importancia de las inversiones en infraestructuras como elemento central del desarrollo económico y social. Como ha señalado Navarro, “aumentan la eficiencia de las inversiones privadas, contribuyen a generar mayor actividad económica y ayudan a las regiones no sólo a ser más competitivas sino a estar más cohesionadas”.

Por su parte, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, insistió en que la inversión pública se sitúa en la actualidad muy por debajo de otros países de nuestro entorno y supone una clara pérdida de oportunidades, ya que actúa de complemento y catalizador de la inversión privada, ambas generadoras de puestos de trabajo y riqueza.

En la misma línea se ha manifestado el presidente de CEOE Aragón, Ricardo Mur, que ha destacado “las oportunidades de crecimiento logístico, comercial e industrial que derivarían de desarrollar una adecuada conexión intermodal en el conjunto de España y su cuadrante noreste, articulando los tráficos terrestres, aéreos y marítimos de mercancías”.

En este sentido, han calificado como estratégicas para el crecimiento económico de las tres comunidades autónomas y del resto del país el Corredor Mediterráneo,  Corredor Cantábrico Mediterráneo,  el Corredor Cantábrico Mediterráneo, las conexiones  internacionales a través de los Pirineos, el acceso a los puertos del Mediterráneo, conversión de la N-232 en Autovía A-68, y la prolongación de la A-7/CV 10 que  finaliza en Vilanova D’Alcolea y vuelve a la N-340 por una carretera convencional (CV-13) que presenta problemas de funcionalidad y seguridad vial, entre otras

Desde las tres organizaciones se ha insistido en la necesidad de que las inversiones vayan dirigidas a aquellas infraestructuras con una mayor capacidad de retorno económico, social y que contribuyan a un desarrollo más sostenible.

Por último, Salvador Navarro, Josep Sánchez Lliure y Ricardo Mur, han acordado dar continuidad a estos encuentros con próximas reuniones en Aragón y Cataluña para articular una estrategia común en beneficio de las empresas de las tres comunidades a las que les unen importantes relaciones económicas y comerciales.

Artículos relacionados